Multas para los coches superdeportivos en Londres

Los vecinos de Londres han plantado cara y batalla a los dueños de los coches superdeportivos que circulan por las calles. Tal ha sido su fuerza y argumentos contra este colectivo, que se ha adoptado la denominada Ley Public Spaces Protection Order (PSPO) con multas revolucionarias .

Tener un coche superdeportivo no es cualquier cosa. No se trata de un vehículo al uso que se guarde con discreción. Por lo general su presencia en una calle se enfatiza de diferentes formas, porque no nos engañemos, el conductor que lo lleva, le encanta ser objeto de todas las miradas y envidias. Sin embargo en Londres han puesto ciertos límites a este poderío exhibicionista a base de multas de tráfico de lo más caras y exclusivas.

Con la nueva ley PSPO en la mano, se pone en práctica una convivencia nada dañina, principalmente en materia de ruidos, para los que a base de quemar rueda y hacer rugir motores, quieren destacar su presencia en las calles. Tanto es así que en ciudad se ha prohibido expresamente a los superdeportivos, revolucionar el motor sin ninguna necesidad o hacer las míticas salidas destinadas a quemar sin más rueda en el asfalto.

Motivos de multas para los superdeportivos

Las normas no quedan en estos puntos únicamente, sino que también las multas serán impuestas sin miedo, en detalles como dejar el motor al ralentí, abusar del claxon o llevar la música en el interior del vehículo demasiado alta. Comportamientos que pueden conducirnos directamente a multas de 1.000 libras (en torno a 1.300 euros).

Una imposición basada en la ley PSPO que opera y se extiende desde Knightsbride hasta Chelsea, que ha surgido a partir de la queja vecinal destinada a evitar comportamientos y maniobras peligrosas en la conducción, además de mantener una convivencia sin ruidos ni humos en las calles.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×