La realidad económica deja sin efecto el levantamiento de las barreras de las autopistas. Se avecinan nuevos peajes en nuestras carreteras.

¡El Gobierno planea un nuevo sistema de peajes! No sólo para autopistas, también para carreteras nacionales

Foto: elespanol.com

El próximo 1 de septiembre se cumplirá un año desde que se levantaron los peajes en cuatro autopistas españolas.

Desde que se rebasó la medianoche del 31 de agosto de 2021, los usuarios de los tramos Zaragoza-El Vendrell, de la AP-2, y Tarragona-La Jonquera, de la AP-7, así como de la C-32 -la autopista del Maresme- y de la C-33, entre Barcelona y Montmeló, no tienen que desembolsar un solo céntimo para circular por estas autopistas.

 

El nuevo sistema de peajes en carreteras nacionales está contemplado en el proyecto de Ley de Movilidad Sostenible

El fin de los peajes al no renovar los propietarios de las autopistas los contratos de concesión, conlleva que sean las propias administraciones las que tengan que hacerse cargo de los cuantiosos gastos de mantenimiento.

En un contexto de crisis económica como el actual el Gobierno se plantea implementar un nuevo sistema de peaje no solo por la utilización de las autopistas rescatadas, sino también por el uso de autovías y carreteras nacionales. Este extremo está contemplado en el proyecto de Ley de Movilidad Sostenible.

 

El desmantelamiento de los peajes choca con la realidad económica

A la espera de que llegue el momento que sea necesario rascarse el bolsillo para circular por carreteras que en la actualidad son gratuitas, el País Vasco estudia una fórmula similar para aplicarla en cinco carreteras de su titularidad.

Su entrada en vigor parece mucho más próxima que la propuesta que lidera la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ya que el Ejecutivo es partidario de retrasar la implementación de un sistema de viñeta más allá de 2024, el año que estaba previsto que las autovías fueran ya de pago.

 

Los nuevos peajes que se aplicarán en el País Vasco afectarán a cuatro carreteras nacionales y una autovía

En concreto, se trata de la A-1; la N-102, entre Ariñez y Mariturri; la N-240, entre Gamarra Mayor y Urbina; la N-622, entre Vitoria y el peaje de Altube; la N-624, que lleva al aeropuerto de Forond. Asimismo, el enlace de la A-1 y la AP-1 en Armiñón también será de pago.

La medida, no obstante, solo afectará a los vehículos de transporte de mercancías, los únicos que tendrán que desembolsar una cantidad económica aún por definir para circular por estas vías.

 

La Diputación de Álava planea convertir la A-1 y otras cinco carreteras en vías de pago

Con este plan, la Diputación Foral de Álava pretende anticiparse al impacto económico que supondrá en 2026 asumir la gestión del tramo de la AP-68 que discurre por la provincia.

Una ponencia elaborada por el socialista Jon Nogales, de la que se hizo eco ‘Noticias de Álava’, fija en 13 millones de euros el coste del mantenimiento anual de los 175 kilómetros de las carreteras de alta capacidad cuando acabe la concesión de la A-68.

 

Los nuevos peajes que se instalarán en las carreteras alavesas afectarán solo a los transportistas de mercancías

Los 175 kilómetros que suman estas vías de alta capacidad representan tan solo el 12% de la Red Foral de Carreteras, pero absorben el 75% del tráfico de turismos y camiones que circulan por Álava, la mayoría de fuera del territorio.

En ese núcleo de carreteras converge la Red Transeuropea E-5 y E-80 (AP-1 y A-1) y los ejes de conexión del corredor Cantábrico con el Valle del Ebro, a través de la AP-68, y del oeste de la península con Europa, a través de la AP-68 y AP-8.

 

Guipúzcoa introdujo el año pasado en la A-636 un sistema de peaje que requiere un registro previo

El informe revela que el “esfuerzo inversor para mejorar las comunicaciones con las redes estatal y europea” resultará “inasumible” si no se fijan “vías de financiación extrapresupuestarias”.

De ahí que la Diputación Foral de Álava proponga la implantación de un sistema de peaje para los vehículos de transportes de mercancías en la A-1 y otras cinco carreteras a su paso por la provincia.

 

Nuevos peajes

Proyecto de la Diputación de Álava

A-1. A su paso por la provincia de Álava (65 kilómetros).
N-102. Entre Ariñez y Mariturri.
N-240. Entre Gamarra Mayor y Urbina.
N-622. Entre Vitoria y el peaje de Altube.
N-624. Carretera del aeropuerto de Foronda.
Enlace de Armiñón. Punto convergente entre A-1 y AP-1

 

Una medida similar fue adoptada hace un año por la Diputación Foral de Guipúzcoa

Concretamente fue en la A-636, entre Beasaín y Bergara, al implementar un peaje mediante pórticos y telecámaras. Para circular legalmente por este tramo de autovía, de 15,5 kilómetros, es necesario registrarse previamente para vincular el telepeaje con la matrícula del coche.

Si el vehículo no está registrado en la web de la compañía que gestiona la autovía, la Diputación envía una carta informativa al propietario del vehículo para que pague el importe del peaje. Si no abona la cantidad reclamada dentro del plazo establecido se inicia el procedimiento sancionador.

Fuente: lavanguardia.com

 

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

¿Cómo será la nueva tasa de los peajes urbanos que llegará a España?

Con la que está cayendo…, ¿siguen adelante los nuevos peajes?

¡Peajes urbanos de 4 € diarios para entrar en coche a las ciudades!

¿Alguna Consulta?

Icono-telefono+34 915 23 23 15

¿Desea que le llamemos?

    Formulario de contacto ofrecido por 84Digital.com