Como si se tratase de una auténtica epidemia, las multas de tráfico no dan tregua a los jugadores del Real Madrid. El último en apuntarse en lo que parece ser una tendencia en el vestuario blanco, ha sido Özil que pecó de ingenuo al creer que no sería ‘cazado’ cuando hacía un giro prohibido en plena carretera.

Su acción que le ha supuesto una multa de 500 euros y la pérdida de seis puntos de su carnet de conducir, no es un hecho aislado en la trayectoria al volante del jugador madridista, dado que el pasado año también fue sancionado por aparcar su lujoso coche en doble fila. En esta última ocasión su ‘hazaña’, un giro prohibido, ha sido soprendida por la Guardia Civil que ha considerado la acción como una infracción grave y le ha castigado consecuentemente con ello.

Con esta multa, se une Özil a una larga lista de jugadores de fútbol, que en las últimas semanas han protagonizado uno tras otro incidentes con sus coches al saltarse tranquilamente las normas de tráfico, poniendo en el candelero a su club de fútbol, no por sus logros deportivos sino por la irresponsabilidad con la que estos conducen sus coches.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×