Si ya la Dirección General de Tráfico (DGT) indicó que en este 2014 apostaría por los radares móviles frente a los fijos, mucha prisa se han dado en su cometido y cuentan ya con otro ‘Pegasus’ para controlar desde los cielos las infracciones de los conductores en tierra.

Como apoyo al existente y corroborando su eficacia en todo este tiempo, Tráfico ha anunciado la adquisión de otro radar móvil para helicóptero por un precio de 177.210 euros. Este sistema pionero en el mundo para captar la velocidad de los vehículos permite controlar objetivos a más de un kilómetro, sobrevolando las carreteras de una manera discreta y aprovechando el exceso de confianza de los conductores al no ser visto tan fácilmente.

Se tiene previsto que la fecha de finales de diciembre sea la definitiva para completar su instalación y de esta forma que este nuevo radar esté completamente operativo para ‘velar por nuestra seguridad’ para su estreno en enero de 2014. Una decisión no aislada de polémica dado que se considera un gasto completamente excesivo en tiempos de crisis para lograr el objetivo de más multas de tráfico.

De cualquier forma y haciendo gala de abultada chequera, la DGT ha hecho caso omiso de las críticas que se extendieron tras la aparición del primer Pegasus, y de nuevo repite con otro radar aéreo que a la hora de recaudar saben que resulta más efectivo a la larga que los convencionales.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×