La visita a la ITV se ha convertido en una tortura para muchos conductores que intentan evitar de todas las formas posibles dar este paso, arriesgando con su comportamiento el pago de elevadas multas de tráfico que siguen creciendo incontrolablemente.

Los innumerables gastos propios de todo coche y su mantenimiento se están intentando minimizar en muchos casos en detrimento de la seguridad. Una cuestión que preocupa especialmente a Tráfico y por la que cuentan con especial rigidez en los últimos tiempos. Intentar que vayan desapareciendo vehículos antiguos de las carreteras se ha convertido en prioridad para la DGT que tiene además ahora que poner especial atención en los que por medio de picaresca intentan obviar la revisión de la ITV.

Tanto es el temor a tener que hacer frente a más gastos o a no contar con el vehículo en una buena temporada para paliar problemas, que en Plasencia la Policía Local ha duplicado en lo que va de año el número de multas impuestas en la ciudad con motivo de la evasión de las pertinentes ITV. Un hecho que pone de manifiesto no sólo que la crisis es completamente notable, sino que la capacidad adquisitiva ha mermado y afecta muy directamente al mantenimiento correcto de los vehículos.

Las multas de tráfico en Plasencia por no pasar la ITV han aumentado en un 83,3% con respecto al mismo periodo del anterior año. Cifras que preocupan y contra las que se tiene ya un remedio buscado, dado que desde enero de este año, la DGT cuenta con un programa que especifica los datos de los vehículos que no han pasado la correspondiente revisión y que conducirán de todos los modos a multas de 200 euros y en algunos casos la baja inmediata del vehículo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×