Radares clandestinos cuyas multas benefician al alcalde

El municipio madrileño de Villanueva de Perales se ha convertido en protagonista y en foco de los medios por una polémica que gira en torno a sus dos sospechosos radares. Unos dispositivos colocados al margen de la Dirección General de Tráfico (DGT) cuyo dinero de las multas va a parar a una cuenta que abrió el alcalde.

Podría parecer una noticia cómica denunciando con sarcasmo la corrupción en los municipios, sin embargo, la realidad vuelve a superar la ficción ante los acontecimientos que han dado relevancia al municipio madrileño de Villanueva de Perales. En este caso la “estafa” que denuncia el Partido Popular corresponde a una acción llevada por el Ayuntamiento, el cual ha habilitado dos “cámaras ilegales” con las que ya se han puesto alrededor de 800 multas a los conductores.

Los dos radares que vigilan la circulación a través de unos polémicos semáforos en donde “el disco verde dura muy pocos segundos y el ámbar solo uno” tal como critica la concejala popular, Raquel Molina, fueron instalados sin que figurase la DGT en la operación, además de no aparecer en la cuenta ningún interventor o figura objetiva que dé fe de los balances municipales a Hacienda o al Tribunal de Cuentas. Frente a estos hechos que se denuncian ahora en público, aparece una cuenta que abrió el propio alcalde a la que se están sumando todas estas multas de tráfico.

Radares y multas por la seguridad vial

Desde el Consistorio aseguran que estos radares tienen una función concreta y que no actúan al margen de la legalidad, sirviendo para mejorar la seguridad vial y evitar posibles accidentes, frente a la acusación recaudatoria que se ha extendido en torno a su empleo. El hecho de que en la cuenta bancaria aparezca el nombre del alcalde lo describen como “una situación circunstancial” debido a que desde la Comunidad de Madrid no se ha mandado a nadie en concreto para que cumpla esa función.

¿Por qué será que todo esto nos suena tan raro? Llegados a estos límites, podríamos estar ante el ejemplo más elegante de recaudación al conductor.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×