En Francia tienen radares en coches particulares

Radares en coches particulares

En Francia ya están probando la instalación de radares en coches particulares. Y sin señalizar.

Las autoridades francesas han tenido una idea que, previsiblemente, se traducirá en un aumento de lo recaudado: privatizar las multas de los radares. Es un paso más en la privatización de servicio, sólo que este en concreto, además, sanciona.

En unos días se pondrá en funcionamiento este servicio de radares privados, que ya está en pruebas. El ministro del Interio de Francia, Bruno Le Roux, ya ha hablado al respecto en una entrevista concedida a Autoplus. “Los primeros coches con radares conducidos por civiles comenzarán sus pruebas estos días de febrero en Normandía”. En principio, y si todas sus pruebas salen bine, el próximo mes de septiembre estará en marcha la privatización de las multas de los radares.

Más radares  en las carreteras

Cuando finalmente privaticen estos coches, su número crecerá exponencialmente. Así, sin que el Estado tenga que sacar a la carretera ni un coche más de los 400 que tiene destinados a radares, tendrán más ojos en la carretera.

Y es que los 400 cinemómetros que tiene Francia actualmente en las carreteras circulan una media de media hora diaria, siempre en función de los medios humanos.

Si finalmente sale adelante la iniciativa, este número de vehículos con radares se vería duplicado. Además, alcanzarían las 8 horas diarias de circulación, y, por consiguiente, aumentarían sus multas.

Coches radar conducidos por particulares

La idea primigenia es externalizar ese servicio. No obstante, han desgrosado los matices. Así, la menos de entrada, los conductores que lleven estos coches no cobrarían en función de las multas que pusieran. No obstante, los puestos saldrán a concurso, y las condiciones todavía no han sido publicadas.

Utilizando la excusa de generar empleo, el gobierno galo privatiza el servicio de cinemómetros, algo que, hasta ahora, ha estado en manos de los agentes de la ley.

Según la revista Autoplus, no serán radares fijos, sino siempre móviles. Nunca pondrían multas estando aparcados, ni ocultos. Además, serían indetectable, con los cinemómetros en la calandra. Así pues, el coche estaría en marcha, y en función de su velocidad, mediría la de los demás coches.

Igualmente, no debemos olvidar el margen de error. Estos aparatos también lo aplicarán y, al ser vehículos en marcha, será superior al actual.

¿Podrían los radares privados llegar a España?

Una vez se hayan implantado en Francia, cabría esperar que llegasen a España. Lo que no está claro es si esto sería posible.

Y es que en España todos los radares, fijos o móviles, deben estar debidamente señalizados, una característica que no cumplen los privados. Asimismo, todos los cinemómetros tienen que pasar revisiones metrológicas periódicas por lo que, en manos de un particular, sería más difícil garantizar que así fuese.

No obstante, tiempo al tiempo. Ya veremos si llegan a España, o se quedan en el país vecino.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Margen de error: ¿En qué consiste?

Cómo recurrir multas de radar con éxito

Pegasus, el radar implacable

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×