Pegasus, el radar implacable

Actualmente sobrevuelan nuestras carreteras ocho helicópteros provistos de cámara-radar. Son los Pegasus, que controlan un vehículo cada tres minutos y surcan el cielo vigilando nuestras carreteras.

Hace poco más de 3 años que los Pegasus están en marcha, y ya han emitido más de 20.000 denuncias entre los 80.000 vehículos que han controlado. En marzo, última actualizaciópn que ha hecho la DGT al respecto, los 8 Pegasus ya habían volado cuatro mil horas, controlando 76.417 vehículos y habían puesto 18.274 multas por exceso de velocidad, multando al 24% de los conductores controlados.

Esos datos confirman que los Pegasus son aún más eficientes que los radares fijos. Y es que los fijos sólo pillan al 5% de los conductores, mientras que los helicópteros a 1 de cada 4. Esto supone, a fin de cuentas, una multa cada 12 minutos.

Nuevos radares ligeros

Según Tráfico, los Pegasus se utilizan para controlar las carreteras secundarias, que es donde se concentra la mayor parte de los accidentes. No obstante, en momentos puntuales, como puede ser la operación salida recién comenzada, los Pegasus van a vigilar las vías de alta capacidad, autovía y autopista, para intentar mejorar la seguriadad; y es que en lo que va  de año han perdido la vida en este tipo de vías 106 personas, es decir, un 51% más que en el mismo periodo del año anterior. Como complemento a los Pegasus y con su misma filosofía, este verano se estrena además un nuevo tipo de radar, el denominado ligero y que se instala sobre un trípode. Son sesenta unidades, que han costado un millón de euros, y que se pueden transportar en las motos de los agentes de Tráfico.

Estos dispositivos, tanto los Pegasus como los nuevos ligeros, además de la velocidad también pueden detectar distancia de seguridad, el uso del móvil al volante, la no utilización del cinturón, adelantamientos indebidos, conducción temeraria…

Cada uno de los ocho helicópteros Pegasus que hay en el parque aéreo de Tráfico ha sido diseñado para detectar velocidades de hasta 360 kilómetros/hora y puede volar durante 2,5 horas ininterrumpidas en un radio de 300 kilómetros. A diferencia de los radares fijos, los Pegasus pueden controlar cientos de kilómetros en un par de horas de vuelo.

Más de un millón de euros al día

A lo largo del pasado año, la DGT recaudó 386 millones de euros, es decir, más de un millón al día. Ha alcanzado este cifra entre tasas y multas, siendo estas últimas el 40% del total.

Los dispositivos Pegasus multan a partir de 300 metros y pueden controlar un vehículo en línea recta desde un kilómetro de altura. Según afirma la DGT, este control suele hacerse desde la parte posterior del vehículo para no distraer al conductor. Siempre viaja dentro del helicóptero un operador de cámara y el piloto.  Cuando sospechan que un coche está cometiendo una infracción, comienzan la persecución. Hacen 3 fotos para reunir pruebas y las envían, en caso de ser positivo, al centro de datos de Tráfico de León.

Según Tráfico, los dispositivos instalados en los Pegasus han costado lo mismo que los radares fijos de carretera, entre 60.000 y 100.000 euros. Sin embargo, los dos últimos puestos en marcha, en agosto de 2015, costaron 175.000 euros cada uno. En cuanto a esto, Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), asegura que: “Cada hora de vuelo puede salir por unos 1.500 euros”.

Los Pegasus son muy sofisticados y no pueden ser interceptados

La puesta en marcha de los Pegasus fue pionera en Europa y se justificó como un instrumento para controlar la velocidad en las carreteras españolas, amparándose en un informe de la Dirección General de Movilidad y Transportes de la Comisión Europea, que aseguraba que esta es un factor determinante en el 30% de los accidentes mortales.

Son dispositivos muy sofisticados que no pueden ser interceptados por otros aparatos, como detectores de radares o inhibidores. Utilizan una tecnología canadiense desarrollada en España. Han sido homologados en el Centro Español de Metrología que ha determinado que su margen de error se sitúa entre el 1 y el 3%.

Recordad que el que no apliquen este margen de error es motivo de recurso, puesto que vulnera los derechos de los conductores. En caso de multa, siempre hay que fijarse en esos detalles

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

.Cómo multan los radares que detectan teléfonos móviles

Multa anulada por margen de error no acreditado

Cómo recurrir multas de radar con éxito

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×