Se puede ver como una forma de ataque a las libertades individuales, pero lo que tienen desde luego claro y por encima de todo en Reino Unido, es que lo fundamental es la protección de los niños y más si van a bordo de un coche. Por ello no sólo será necesario utilizar cinturones y dispositivos de seguridad, sino que el nuevo objetivo consiste en erradicar los malos humos al volante.

Teniendo el derecho a la salud por bandera, en Reino Unido han seguido la línea que ya cruzaron países como Australia, Canadá y algunos estados de EEUU, de terminar con la práctica de fumar dentro de los coches y más si hay menores en el interior. Para ello se han respaldado en la ley y ésta les ha dado la razón ofreciendo una regulación que se pretende que esté en marcha para antes de mayo del 2015.

Aceptación entre los conductores

De esta forma y pensando en los más pequeños se da el mejor argumento para que se terminen los humos en los vehículos. Una propuesta que sin ser prohibida en España, sí que es objeto de multas de tráfico y a lo largo de estos años de campañas, ha visto resultados favorables. Hoy en día es más difícil ver a conductores fumando con niños en el interior del vehículo pero no porque lo regule una ley, ni exista una prohibición manifiesta como la actual en Reino Unido, sino porque este problema ha conseguido calar entre los ciudadanos.

Un punto positivo para anotarnos al considerar que sin una prohibición expresa se está logrando respetar un aspecto que pone en peligro la salud de los menores. La cuestión que centra todos los debates a esta medida que han adoptado en Reino Unido, es si es necesario regular mediante una ley una práctica que entra más en el mundo de las responsabilidades, prescindiendo de libertades. Esa es la auténtica cuestión.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×