Riesgos fatales de la conducción con viento

Finalmente, el invierno se ha instalado  y tal como es frecuente dentro de las condiciones propias de la estación, encontramos los riesgos que conlleva una conducción con fuerte viento, que en determinados lugares puede terminar siendo un factor crítico para la seguridad vial y un motivo de peso para incrementar accidentes.

Los riesgos de una conducción con fuertes rachas de viento tienen que ser tomados especialmente en cuenta por parte de los conductores. Los datos revelados por DGT (Dirección General de Tráfico), reflejan que el pasado invierno, se produjeron en torno a 350 accidentes con víctimas por este motivo. Un fenómeno que se agrava en una serie de puntos críticos tales como salidas de túneles, o cruces con vehículos voluminosos.

Los principales riesgos a tener en cuenta del viento en plena conducción, vienen asociados a determinadas situaciones en las que las fuertes rachas pueden desestabilizar al vehículo. Esto se produce si nos pilla por sorpresa el viento, resultando esta situación la más peligrosa, al poder hasta sacar al vehículo de la misma carretera. Su aparición de golpe, juega en contra de los conductores, que deben de realizar importantes maniobras de control con la mayor de las celeridades.

También resulta muy peligroso, si el viento sopla por la izquierda, el lado del conductor, dado que al cruzarnos con otros vehículos, el ‘efecto vacío’ produce un desplazamiento que puede convertirse en un importante riesgo. Y ésta no es la última complicación a la que debe enfrentarse un conductor con viento, debido a que si éste sopla con fuerza por el lado del copiloto (la derecha), se puede producir en adelantamientos a vehículos voluminosos, el conocido ‘efecto pantalla’, que puede producir un fatal choque.

Prevenciones para una conducción con fuerte viento

Como principales prevenciones a tener en cuenta ante esta conducción más al límite por motivos de fuerte viento, tendrá todo conductor que reducir velocidad, utilizando marchas más cortas que nos permitan tener potencia pero también el control de la situación. Y ante la posibilidad de un golpe de viento que nos pille por sorpresa, aumentar las distancias de separación, poniendo especial énfasis para estos casos, en la lateral frente a la frontal.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×