¿Cuántos de vosotros sois muy, muy despistados? Tranquilos, no sois los únicos. Nosotros también nos vamos dejando cosas perdidas por lugares recónditos que luego ni recordamos cuáles eran. Y pueden llegar a ser hasta la nevera, lo menos esperado. Vamos, hemos llegado a ver mandos de la televisión en un armario, así que nada nos va a sorprender.

Lo peor de todo es cuando perdemos cosas realmente necesarias. Por ejemplo, las llaves del coche. En días en que hay cenas, fiestas y mucho alcohol de por medio, uno puede haberla guardado tan bien que luego no sabe dónde está.

Cada año se pierden en España más de 150.000 personas pierden o rompen las llaves. Pero… ¿qué hacer cuando sucede algo así? Hay varias situaciones: por ejemplo, que sólo hayamos perdido una llave y mantengamos la otra. En ese caso, lo que dehemos hacer es ir a un concesionario oficial con la documentación necesaria y la otra llave.

En caso de que se haya descodificado, también habremos de recurrir a un concesionario oficial. Por supuesto, tendremos que presentar la documentación que acredite que es nuestro coche.

Si lo que nos ha pasado es que nos hemos dejado las llaves dentro del coche, también habremos de ponernos en contacto con la marca, pero en este caso con el servicio de asistencia en carretera. Vendrán allí donde estemos, pero también habremos de demostrar que el vehículo es nuestro.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×