El problema de la somnolencia al volante puede agravarse si se conduce por la noche. Llevar en la práctica esta serie de consejos pueden ser muy importantes si se quiere realizar el viaje sin incidentes. Por esta razón Tráfico nos da varias recomendaciones para conducir de noche.

1. Velocidad y luces

Como se suele decir por la noche ‘todos los gatos son pardos’, y al estar en inferioridad de condiciones dependemos mucho de diversos factores como son las luces del coche y también de manera especial, la velocidad. En la conducción nocturna se debe disminuir hasta en un 20% la velocidad respecto a los límites permitidos en caso de necesitarlo, además de llevar siempre las luces de cruce, al contar con menos tiempo de reacción ante un imprevisto por la menor visibilidad.

2. Música y ventilación

Para evitar caer en las garras de Morfeo, tenemos que lograr un clima agradable en el interior del vehículo. Está comprobado que llevar demasiada alta la calefacción, puede incitar al sueño. Por ello lo más conveniente es llevar el coche bien aireado y recurrir a la radio o música para mantenernos lo más despejados posibles.

3. Más descansos si son necesarios

Cuando notemos mientras conducimos que bostezamos más de la cuenta, que sentimos un picor de ojos anormal o que cambiamos continuamente de posición en el asiento, estamos ante señales más que evidentes de que necesitamos un descanso. Es importante detenerse cada dos horas y estirar las piernas, sin embargo si por la noche requerimos más ‘break’ de lo normal, no lo hagamos esperar, que simplemente por costumbre y horarios es más sencillo que tengamos más sueño que a otras horas del día.

4. Lluvia y conducción de noche

Si conducimos por la noche y además lo hacemos en un día de lluvia tenemos que considerar la posibilidad de parar en caso de que ésta fuera especialmente fuerte para no arriesgar en seguridad. Del mismo modo es necesario saber que cuando llueve, el barro y polvo salpicado tienden a acumularse en los faros e intermitentes del vehículo, lo que puede restar visibilidad. Si estamos ante un caso de este tipo, no dudemos nunca en parar periódicamente para limpiarlos siempre que sea necesario.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×