Existen ciertos momentos en los que la tensión puede nublarnos el entendimiento. Un buen ejemplo de ello lo encontraríamos en cuando sufrimos un accidente y nos toca rellenar el pertinente parte. Labor nada agradable que con estos sencillos consejos podemos hacer más fácil y principalmente pacífica.

Para empezar tendremos que tener claro que un parte de accidentes es un documento que podemos considerar de amistoso en donde se detallará lo ocurrido siempre y cuando estemos ante un accidente de tráfico en donde los daños materiales no son de gran envergadura ni hay heridos graves que lamentar. Su funcionalidad es clara, siendo una primera evaluación de los daños para que la aseguradora dote de una indemnización al accidentado. Sin embargo los nervios en estos momentos pueden hacernos que rellenemos mal algunos campos de este parte, generando complicaciones finales en el procedimiento.

1. Leer bien todos los campos
Las prisas no son buenas amigas, por lo que aunque exista cierta tensión en el ambiente hay que tomarse un tiempo para leer todos los campos y darles respuesta. La fecha, hora y cuándo ocurrió el accidente son imprescindibles así como el lugar en el que sucedió y si ha habido heridos aunque sea leves. No hay que subestimar ningún contenido.

2. Especificar el número de implicados en el accidente
Aunque se trate de una casilla que puede pasar desapercibida es muy importante marcar como ‘SI’, en caso de que en el accidente estuviesen implicados más de dos vehículos, así como si en él, ha habido daños a otros objetos aparte de los vehículos, tales como señales, mobiliario urbano… lo que se deberá especificar en la casilla correspondiente.

3. Confirmar los datos en caso de haber testigos
Si ante un accidente se cuenta con testigos, tendremos que señalar su dirección, teléfono y contacto porque es muy probable que la aseguradora se ponga en contacto con ellos para que ratifiquen el testimonio.

La importancia de los dibujos

4. Los dibujos no se pueden olvidar y se deben siempre señalar
No es necesario ser un artista o hacer un boceto con todo detalle. Entendemos que no es el momento de una clase de arte, pero se tiene siempre que dibujar en el espacio que viene dado, que sirva como ejemplo de cómo ha sucedido el accidente. Para ello basta con tener en cuenta que las cosas simples se entienden mejor y que hay que acompañarlo con flechas que señalen el movimiento.

5. No firmar nada de lo que no se esté seguro
Si se tiene alguna duda o algún dato que no se controla, será mejor primero consultar antes que firmar nada. El espacio para hacer esto, se encuentra al final del parte de accidente pero si no estamos seguros al 100%, mejor no cumplimentar con la firma dicho documento.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×