Con el fin de identificar y generar confianza en los clientes, además de garantizar la profesionalidad, los taxis de Barcelona llevarán a partir de ahora de manera obligatoria un carnet con su información. Una medida para mejorar la calidad y terminar con el intrusismo en el sector.

Una identificación que desde hace meses algunos taxistas portaban en sus cristales de forma voluntaria, pero que desde ahora será obligación y prioridad en todo profesional de este sector en Barcelona a partir de septiembre. Se trata de un carnet visible en donde tiene que figurar el nombre, fotografía, número de licencia y si éste es el titular de la licencia o un asalariado. Una forma de que tanto taxista como cliente quedan tranquilos con la legalidad del servicio.

Una medida destinada a terminar con el intrusismo generado por el boom de chóferes que realizan trayectos con vehículos privados de manera ilegal y alimentado de manera reciente con la aplicación móvil ‘Uber‘ que ofrece conductores privados y que ha terminado expedientada por la Generalitat.

Motivo de contento para los taxistas, dado que empezando por este carnet en el cristal se les da voz para quejarse del problema del intrusismo, que con la crisis económica se ha multiplicado en estos años.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×