No es casualidad que en las fechas tan señaladas de Semana Santa se extiendan más controles que nunca en las carreteras españolas. En esta misma línea y aprovechando las últimas tecnologías, no se ha perdido ocasión de estrenar un nuevo Pegasus que controle desde el aire el estado de las carreteras y las infracciones de los conductores.

Como se suele decir “ya éramos pocos y … apareció un nuevo Pegasus“. Esta tecnología se suma al otro aparato de estas mismas características que viene cumpliendo su misión desde hace prácticamente un año. En esta ocasión no se ha perdido la oportunidad de que este nuevo radar vea la luz en plena Semana Santa, momento cumbre de desplazamientos y tráfico en las carreteras españolas.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha decidido que coincidiendo con la segunda fase y más fuerte de la operación especial de Semana Santa, surque el cielo un nuevo Pegasus. Un dispositivo que pondrá especial atención a las carreteras secundarias y al que le van a preceder nuevos radares en las próximas semanas. Una información todavía pendiente de confirmación pero que dista como previsiones la incorporación de otros cuatro nuevos Pegasus para completar la vigilancia aérea.

Con todo esto se tiene por objetivo reducir los accidentes de circulación a través de la observación minuciosa desde una panorámica distinta, que facilita más que nunca el seguimiento y captación de la velocidad y otro tipo de infracciones que las cámaras y teleobjetivos captan al detalle. Motivos suficientemente importantes para que los conductores no bajen en ningún momento la guardia aunque aparentemente no haya signos de control visibles en las carreteras. La vigilancia va más allá y se extiende exhaustiva ahora desde el cielo, por lo que las multas lloverán en estas fechas desde el aire.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×