Una cámara sin señalizar para sorprender a los conductores con multas

El efecto sorpresa es a lo que más se recurre para que discretamente los conductores no tengan posibilidad de reacción. Una estrategia que con una cámara de Córdoba sin señalización alguna, está saliendo especialmente cara con sanciones a los conductores y por la que ahora se reclama su ilegalidad.

Desde mayo lleva una cámara operando sin ninguna forma de advertencia en la conocida plaza de las Tendillas de Córdoba. Una maniobra que desde los ojos del ciudadano es claramente recaudatoria, dado que en ningún caso la cámara durante este tiempo ha sido señalizada y en ese proceder es donde se ha encontrado el interés económico.

La cámara que está instalada en la esquina del edificio de Telefónica de la ciudad andaluza, regula la entrada de vehículos por la zona Acire 7, desde la plaza de Chirinos. Un punto conflictivo que está conllevando, como consecuencia, multas de tráfico de 200 euros para los vehículos no autorizados que se adentran en esta zona sin conocer de ninguna forma que esta acción es sancionable.

Incremento de multas en la ciudad

Una estrategia que hace que los conductores “caigan como moscas”, al no existir ninguna señal que sirva de advertencia de esta cámara y de que estamos ante una zona de acceso restringido para los vehículos no autorizados. Tanto es así, que el peso que adquiere este hecho puntual, unido a la instalación y entrada en vigor de las cámaras de tráfico, ha incrementado en este tiempo en un 80% las sanciones en la ciudad. Una queja de la que ahora se hacen eco grupos opositores, bajo el argumento de que en los ocho primeros meses del año, ya se han puesto más multas que en todo 2013. Una realidad de la que participa muy activamente esta cámara y orden de la que los conductores no reparan.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×