Desplazarse en moto se ha convertido en la forma más segura de moverse, ya que evita el contacto con otras personas ¿Qué necesitas?

¿Cómo puedo empezar a montar en moto y que necesito?

La pandemia ha complicado el desplazamiento en transporte colectivo (autobuses, metro, trenes…) y los coches son un transporte mucho más caro, por lo que desplazarse en moto se ha convertido en laforma más segura de moverse, ya que evita el contacto con otras personas. Por ello, a pesar de que son muchos los que se están planteando comenzar en el mundo de las dos ruedas, puede ser difícil saber por dónde empezar.

De esta manera, los expertos de AMV, la empresa líder en la comercialización online de seguros de motos, explican que ser motero empieza por una de estas tres vías: el carné AM, las motos de 125 (carné A1 o B) o el carné A2 y nos cuentan todo lo que debemos saber sobre ellos.

Carné AM o permiso de ciclomotor

Este permiso es el carnet de ciclomotor, el vehículo estrella del año 2020. Los vehículos que se pueden conducir con él tienen que ser de menos de 50 centímetros cúbicos (cc) y no pueden superar los 45 kilómetros por hora. Para conseguir este permiso hay que tener al menos 15 años y requiere aprobar un test psicotécnico, un examen teórico de 20 preguntas y un examen práctico.

No obstante, se pueden conducir ciclomotores directamente si se tiene el carnet B, el de coche, eso sí, tendremos que tener al menos 3 años de experiencia con él. El examen práctico está compuesto por dos pruebas: se empieza circulando por una franja limitada a poca velocidad. Después hay que hacer un zigzag entre jalones, siempre sin salirse de la zona marcada y sin perder el equilibrio.

Carné A1 y carné B

El A1 permite motos de hasta 11 kW de potencia, algo menos de 15 CV, o 125 cc. Además, al igual que con el AM, una persona con carnet B y 3 años de experiencia también puede conducir las mismas motos que con el A1.

Este carnet exige tener 16 años, mientras que el B obliga a tener 18 y 3 de experiencia (es decir, al menos 21). Puesto que las motos son de mayor potencia que los ciclomotores, las pruebas son más complicadas. Al igual que para el AM, el permiso A1 exige pasar un psicotécnico, pero tiene dos exámenes teóricos (uno común al de coche y otro específico de moto) y dos exámenes prácticos (uno en circuito cerrado y otro en carretera).

La prueba en el circuito cerrado implica hacer distintas maniobras: circular por una zona limitada, zigzag entre jalones a velocidad reducida, aceleración y frenado controlados, zigzag entre conos, sortear un obstáculo y frenado de emergencia controlado. El examen por carretera consiste en seguir las instrucciones y la ruta del examinador durante unos 20 minutos.

Carné A2

El permiso de conducción de la clase A2 autoriza para conducir motocicletas con una potencia máxima de 35 kW y una relación potencia/peso máxima de 0,2 kW/kg y no derivadas de un vehículo con más del doble de su potencia.

En este caso, es obligatorio tener 18 años. Exige también dos exámenes teóricos: el común al coche y el específico de moto. Quienes ya tengan el permiso A1 no tendrán que pasarlos. Si se tiene el carnet B, solo hará falta el examen específico. Al igual que con el A1, hay que pasar dos exámenes prácticos: uno en circuito cerrado y otro por carretera.

Las maniobras que se exigen en el examen de circuito son iguales que las del A1, pero pueden ser más duras debido a que las motos son más grandes y potentes. El práctico en circuito se divide en dos pruebas: una corta y una larga. La corta consiste en circular por una franja limitada sin salirse, sortear 5 conos y acelerar y frenar de forma controlada; la prueba larga consiste en un recorrido de 90 metros ida y 90 metros vuelta que debe completarse en 25 segundos. En la prueba larga habrá que hacer el resto de las maniobras: sortear un obstáculo, aceleración y frenado controlados…

La mejor opción para empezar

Para desplazamientos cortos dentro de la ciudad (ir al trabajo, por ejemplo), puede ser suficiente un ciclomotor o una moto de hasta 125 cc. En cambio, para trayectos por autopistas o carreteras convencionales, se necesita más potencia. A modo de resumen, estas son las ventajas y los inconvenientes que los expertos de AMV han recopilado de las tres formas de empezar a ser motero.

Comenzar con el permiso de ciclomotor puede ser una buena opción para los más jóvenes

Es el que exige menos edad para conseguirlo, por lo que es muy adecuado para quienes estén empezando a interesarse por las motos. Se pueden conducir si se tiene una experiencia de al menos 3 años con el carné B. Poco mantenimiento y moderado consumo de gasolina.

Aunque su velocidad es muy reducida. Solo sirven para trayectos por ciudad, ya que no pueden superar los 45 kilómetros por hora. No pueden usarse por las autopistas o las autovías; y solo se pueden conducir vehículos de 2 y 3 ruedas, los microcoches y cuadriciclos ligeros de cuatro ruedas, pero ninguno puede pasar los 50 cc.

Comenzar con una moto de 125 cc es ideal para conseguir experiencia para el A2

Iniciarse con una moto de 125 cc ayudará a ganar soltura. Aunque son más potentes que los ciclomotores, siguen siendo manejables y ligeras. Si se quiere llegar a conducir motocicletas de gran cilindrada, es una buena opción comenzar con estas. El cambio de aceite o la sustitución de los neumáticos es más económico que en las motos de gran cilindrada. Menor consumo de gasolina; y no hace falta examinarse si ya se tiene el carné de conducir B y 3 años de experiencia.

No obstante, hay más opciones entre las que escoger, pero menos que con el A2. Además, son vehículos de menor potencia, algo que hay que tener en cuenta si se quieren hacer rutas largas o viajes por carretera, por ejemplo.

Si se empieza directamente con una de 125 cc y el carné B, habrá que practicar. Aunque una persona con carnet de coche puede conducir estas motos, hay que tener en cuenta que son dos vehículos totalmente distintos. Por ello, puede hacer falta un poco de práctica en la autoescuela.

Sacarse el A2 directamente

Si nunca se ha conducido una moto y se empieza por este permiso, hay que ir a la autoescuela. Contar con la ayuda de un profesional facilitará mucho el aprendizaje y evitará coger vicios o manías. Se puede escoger entre un gran abanico de modelos, marcas y estilos diferentes.

Asimismo, son las más adecuadas para trayectos largos o para moverse por la carretera. Sin embargo, si no se tiene experiencia previa con motos, habrá que dar más clases para practicar y aprender a manejarlas correctamente.

Fuente:abc.es

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Adiós a los triángulos en los coches, en julio dejan de ser obligatorios

¿Sabes que puedes conducir hasta en 53 países con el carnet español?

¿Es obligatoria la nueva señal V16 para las motos?

¿Alguna Consulta?

Icono-telefono+34 915 23 23 15

¿Desea que le llamemos?

    Formulario de contacto ofrecido por 84Digital.com