¿Quién es el responsable en un accidente en cadena?

El suceso del que vamos a hablar ocurrió en Lugo, el 22 de noviembre de 2009. Un conductor que circulaba por la ciudad gallega giró en una calle y perdió el control del vehículo, lo que provocó que chocara contra cuatro coches que estaban estacionados en la calle. Tanto el conductor como el copiloto resultaron heridos por el accidente; este último incluso estuvo incapacitado para trabajar durante más de tres meses.

Tras el accidente, la Policía Local realizó la prueba de alcoholemia al conductor y el resultado fue, como era de esperar positivo. Concretamente, de 0,78 mg/litro de aire espirado, una cantidad muy superior a la permitida. Las autoridades le trasladaron al hospital y se le volvió a practicar la prueba del alcohol, esta vez en sangre, con un resultado de 1,59 gramos de alcohol/litro.

Sabiendo ya toda esta historia, ahora viene el dato más impresionante: el conductor ha sido absuelto. ¿Por qué? A pesar de que el fiscal pidiese la retirada del permiso de conducir durante tres años y tres meses de prisión y después de que diera positivo en la prueba del alcohol de manera repetida, el juez ha valorado el argumento de la defensa, que ha asegurado que el conductor no dio su autorización para que se le extrajera sangre en el hospital, “ni siquiera tenía conocimiento de los fines de la misma”.

Según la sentencia, “al obtener la prueba de impregnación alcohólica en sangre se han vulnerado los derechos fundamentales a la integridad física y a la intimidad“. El segundo positivo no ha podido tenerse en cuenta para una teórica condena. Además, tampoco han podido conocerse las causas concretas del accidente. Podría ser, asegura el abogado defensor, porque la carretera estaba mojada, y lo que sí pudo suceder es que se circulase a “una velocidad inadecuada a las circunstancias de la vía, pero no superior a los límites permitidos”.

Cómo recurrir las multas por alcoholemia

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×