Prevención ante un control de alcoholemia

Cuántas copas dan positivo en un control de alcoholemia
Con la llegada del verano, se llenan las terrazas y muchos aprovechan para tomarse una cerveza. Pero ¿cuántas pueden tomarse sin dar positivo ante un posible control de alcoholemia?

Dar positivo en un control de alcoholemia puede afectar a nuestros bolsillos, a nuestro saldo de puntos y, lo que es peor, a nuestra seguridad y la del resto de ocupantes de vehículos con los que nos crucemos. Por eso, lo óptimo es la tasa 0,0. No obstante, si caemos ante la tentación de una cerveza o un vino, debemos tener claro que uno y no más.

Los conductores que den positivo pueden enfrentarse a multas de hasta 500 euros y cuatro puntos. Eso suponiendo que no entren en el ámbito penal, por el que tendrán que ir a juicio pudiendo perder el carnet.

Las sanciones que se interponen en un control de alcoholemia son tan altas, precisamente, porque es una situación de gran riesgo. Tanto para nosotros como para el resto de conductores. Eso por eso que la DGT hace tanto hincapié en recordarnos que alcohol y conducción son una mala combinación.

La mortalidad y el alcohol al volante

El 25% de las muertes en carretera en Europa están relacionadas con el alcohol, mientras que sólo el 1% del total de kilómetros recorridos son conducidos por personas con 0,5gr/l o más de alcohol en sangre. Así lo afirma el Observatorio Europeo de Seguridad Vial.

De esto se extrae la conclusión de que un porcentaje muy importante de los conductores accidentados habían consumido previamente alcohol. Y es que no olvidemos que beber 3 o más cervezas hace que se conduzca con una tasa de alcoholemia de 0,60mg/l, algo que está tipificado como un delito contra la seguridad vial.

¿Con cuánto alcohol da positivo un conductor?

El Reglamento General de Circulación establece que no se puede circular con un vehículo cuando la tasa de alcohol en sangre sea superior a 0,5 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,25 miligramos por litro. Estas cifras, además, se reducen a la mitad cuando el conductor tiene menos de 2 años de experiencia.

Por eso, muchos se preguntan, antes de encontrarse con un control de alcoholemia: ¿cuánto hay que beber para llegar a esos niveles?

En el caso de un hombre de unos 70 kg basta con que haya bebido dos cervezas o una copa y media de vino. Con eso, en un control de alcoholemia, presentaría una tasa de entre 0,25 y 0,50 mg/l en aire expirado.

Si calculamos la tasa con uan mujer de unos 60kg, una cerveza o una copa y media de vino bastarán para alcanzar esa misma tasa de alcohol. En este caso, se enfrentaría a una multa de 500 euros y la pérdida de 4 puntos del carnet.

Control de alcoholemia

Obviamente, según aumenta la ingesta de alcohol, aumenta también la tasa en un posible control de alcoholemia. Así, si el alcohol ingerido asciende a 3 cervezas o 3,5 copas de vino, en el caso del hombre, o a 2 cervezas o 2 copas y media de vino en el caso de la mujer, la tasa de alcohol ascendería a más de 0,60 mg/l. Así, nos encontraríamos ante un delito penal. Este llevaría aparejada la retirada del carnet entre 1 y 4 años, entre 3 y 6 meses de prisión y una sanción. que conlleva la retirada del permiso de conducir de 1 a 4 años y hasta 3 o 6 meses de prisión, multa económica o trabajos en beneficio de la comunidad.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Conducir bajo el efecto de las drogas, aún más perseguido

Los hombres cometen más infracciones por conducción y drogas que las mujeres

Cómo funcionan los controles en carretera

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×