El Ayuntamiento de Alicante ha hecho cuentas y prevé recaudar hasta 6,8 millones de euros por las multas de tráfico de aquellos conductores que infringan las normas durante el ejercicio de este año. Para lograr estas elevadas cifras, se pondrá especial cuidado en las calles donde cualquier error puede ser fatal para los ciudadanos al endurecer el sistema para lograr de todos los modos posibles, multas de tráfico.

Este ánimo recaudatorio y su consiguiente endurecimiento en las normas, se traduciría en que la Concejalía de Tráfico pondrá especial cuidado y atención a la función de los agentes de la Policía Local, encargados de velar por el orden y cumplimiento del tráfico, así como de imponer sanciones cuando la situación lo requiera. Una tarea complementada por el control minucioso de los radares de velocidad y de ‘Multacar’ el coche de la Policía Local, equipado con un moderno sistema de cámaras y con un lector de matrículas para sancionar a los vehículos mal estacionados.

Esto unido a los ingresos por las multas de retirada de vehículos, tasas de vados y del estacionamiento, ha levantado ampollas entre políticos y ciudadanos que consideran cada vez más preocupante la necesidad de recaudar dinero a través de las multas de los conductores.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×