Si una tormenta de verano te pilla en el coche deberás tomar algunas precauciones

Qué hacer ante una tormenta de verano en el coche

Parece que en verano todo fuese sol y buen tiempo, pero no siempre es así. Y es que una tormenta de verano no deja de ser de lo más normal. Por eso, es conveniente que si nos pilla en el coche sepamos cómo actuar.

Es posible que, a causa de una tormenta de verano, nos encontremos una masa de agua en la carretera. En ese caso, tal y como aconsejan desde Abc, lo mejor es evitar cruzarla. Por eso, si no podemos evitar conducir en esos momentos, lo más recomendable es circular por carreteras principales. Es más probable que esos encharcamientos se produzcan en vías locales y caminos.

De este modo, estaríamos evitando que la corriente nos arrastrase. Sería muy peligroso, puesto que una corriente de 10-20 km/h y 60 cm de profundidad, arrastraría a la mayoría de los vehículos.

Qué hacer si el coche está dentro del agua

Cabe la posibilidad de que, a pesar de las precauciones, nos veamos con el coche dentro del agua. Si no podemos sacar el vehículo, lo mejor es que salgamos nosotros.

Si, debido a la presión del agua, no podemos abrir las puertas, tendremos que salir por la ventanilla. En algunos casos, será necesario, incluso, romperla. Eso sí, nunca lo intentaremos con la luna delantera, ya que su revestimiento impedirá que se agujeree. Siempre debemos golpear las laterales.

Una vez fuera del vehículo, tendremos que nadar a favor de la corriente, poniendo rumbo a la orilla más cercana.

¿Y si cae un rayo?

Una tormenta de verano suele ir acompañada de rayos y truenos. Por eso, es normal que muchas personas teman que les caiga un rayo estando dentro del coche.

No obstante, no hay por qué temer. Y es que el interior del coche es un lugar muy seguro para guarecernos de una posible descargar eléctrica.

Dentro del coche se produce el llamado efecto «jaula de Faraday», que hace que la electricidad se derrame por las superficies metálicas exteriores y no afecte al interior.

Por tanto, los consejos básicos en esta situación serán apagar la radio y cerrar las ventanillas. Además, si nos detenemos, será mejor hacerlo en un lugar seguro, alejado de vallas metálicas, tendidos eléctricos o balsas de agua. Llegados a este punto, debemos permanecer dentro del coche procurando no entrar en contacto con las partes metálicas del vehículo.

El mantenimiento es fundamental

Las escobillas del limpiaparabrisas y el sistema de iluminación serán cruciales en caso de tormenta.

Unas escobillas limpiaparabrisas en mal estado o desgastadas no realizarán un adecuado barrido de la luna del automóvil, y tendrán dificultades para desalojar el agua de la luna delantera, comprometiendo la visibilidad.

Es recomendable cambiar este elemento al menos una vez al año, ya que no solo el uso, sino agentes externos como el los rayos del sol, hacen que la parte de caucho se estropee y pierda sus propiedades.

También es fundamental el sistema de iluminación. No solo para poder ver la vía adecuadamente, sino que en caso de fuerte tormenta, lo recomendable es detener el coche en el arcén u otro sitio seguro.

En ese caso, debemos señalizar adecuadamente nuestra posición haciendo uso de las luces del coche, que deben funcionar correctamente cuando las necesitemos.

Un sistema de frenos en perfecto estado, y unos neumáticos con la presión y dibujo adecuados nos ayudarán a afrontar con garantías nuestro trayecto si nos sorprende una tormenta este verano.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Consejos para conducir en días de lluvia

Fallos en la batería: principal causa de avería este verano

Cómo mantener el coche limpio en verano

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×