Un radar que no multa, pero sí acusa

Los errores son humanos, en eso estamos de acuerdo, pero cuando afectan al bolsillo tienen que subsanarse cuanto antes para evitar males mayores. Es por ello que muchos conductores se están frotando en estos momentos las manos al comprobar que tal vez fueron multados injustamente durante el pasado mes de junio y que ahora por fortuna se les devolverá su dinero.

Hasta 200 multas podrían ser anuladas si se comprueba que la Guardia Civil incurrió a error el pasado mes de junio, cuando uno de los operadores de radar con base en el cuartel de Perillo, Galicia, había alcanzado la edad de reserva y seguía tranquilamente manteniendo sus mismas funciones en su puesto y con ello, imponiendo multas a los conductores.

Como el agente en cuestión manejaba un radar móvil, cualquier persona que pudiera haber recibido una multa fechada entre el 30 de mayo y el 1 de julio en una carretera del área, puede haber sido captada por este operador y por ello acabaría siendo invalidada.

Una noticia que abre de nuevo el debate acerca del negocio que supone poner multas, dado que desde la Unión de Guardias Civiles consideran que los superiores sí que estarían al corriente de que este operador ya no podía ejercer pero “decidieron seguir con los trámites porque 200 multas son mucho dinero”.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×