Guardar Guardar Guardar Guardar Guardar
Guardar Guardar Guardar

Cero niños entre las víctimas de tráfico

El que los niños viajen con sistemas de retención adecuados va mucho más allá de evitar una multa. Puede salvar a los más pequeños, acercándonos al objetivo “cero víctimas en carretera”.

Según los estudios y los expertos, los niños deben viajar a contramarcha. Esto se debe a que, en caso de accidente, pueden ser víctimas de lesiones medulares o, incluso, la muerte. Este riesgo se reduciría considerablemente si viajasen a contramarcha hasta los 4 años.

No somos los únicos que han reflexionado sobre este tema, puesto que se ha iniciado una campaña en redes sociales llamada #yoviajoseguro, cuyo nacimiento se ha hecho coincidir con el Día Europeo sin Vïctimas en las Carreteras.

La campaña ha sido creada por la fisioterapeuta y bloguera Marta Erill, Una mamá de otro planeta, junto con la colaboración de padres y asesores voluntarios del grupo de Facebook A contramarcha Salva Vidas, y la web acontramarcha.com de la que ya se han hecho eco campañas sociales como 12 MESES ( Mediaset) para ofrecernos las claves para entender por qué elegir una silla de espaldas a la marcha puede ser la diferencia entre tener un susto, y lamentar una desgracia, como afirma Cristina Barroso, asesora en sistemas de retención infantil (SRI), precursora del modelo sueco en España.

La silla adecuada evita víctimas

Escoger un buen sistema de retención infantil y utilizarlo adecuadamente puede reducir el número de víctimas drásticamente. Para escoger el que mejor se adapte a nuestras necesidades, podremos seguir estos pasos:

1. Acudir a un establecimiento especializado. Allí reicbiremos el asesoramiento necesario, y siempre adaptado a nuestro caso concreto, teniendo en cuenta datos como la estatura o peso del niño. En ese momento, debemos tener en cuenta los beneficios de hacer que los más pequeños viajen a contramarcha. Porque, como dice Dolores Romero, experta en Seguridad Vial de la tienda The Baby House (líder en puericultura), “en caso de impacto frontal el hecho de llevar la silla adecuada en sentido contramarcha reducirá el impacto del latigazo cervical en el niño. Un tema que no se debe obviar porque si pensamos en esa edad (hasta los 4 años), la cabeza de un bebé representa más del 40% del cuerpo y las lesiones pueden resultar irreparables.”

2. Dejemos en mano del experto la instalación de la silla en el asiento trasero del vehículo, para que nos enseñe paso a paso. Con sus consejos, seguro que aumentará la seguridad y disminuirá el número de víctimas.

3. Si no disponemos de isofix, habrá que poner especial énfasis en la correcta colocación del cinturón de tres puntos.

4. Aunque aparentemente comprar la sillita de segunda mano parezca una buena idea, debemos asegurarnos antes de que no haya estado involucrada en ningún accidente. Si no, podría tener daños (incluso invisibles) que redujeran la seguridad del niño.

5. Las sillas, como las ruedas, tienen fecha de caducidad. Punto importante a tener en cuenta, puesto que después de esa fecha pierden cualidades.

6.   Cuando sea físicamente imposible utilizar el dispositivo de espaldas, cambiaremos al grupo 2/3 hasta los 150 cm. (con respaldo hasta los 135cm). Su eficacia depende del correcto guiado del cinturón de seguridad, y más especialmente de la banda ventral (cadera). La elevación del cuerpo (gracias a la banqueta), así como el uso del reposabrazos que garantice la correcta posición del cinturón sobre la pelvis, son imprescindibles. Dependiendo del asiento y del equipamiento del coche (airbag de cortina) se podrá colocar un elevador sin respaldo, pero nunca antes de los 8 años o los 125cm. No obstante el elevador más eficaz de todos es aquel que viene integrado en el vehículo, por lo que habría que priorizar esa opción por encima de las otras dos.

7. No debemos olvidar que la sillita debe ir, siempre que sea posible, en los asientos traseros. Legalmente, sólo se podrán colocar en el asiento del copiloto si todos los traseros están ocupados con otros sistemas de retención infantil o si se trata de un vehículo biplaza. Igualmente, en esos casos no debemos olvidar desactivar el airbag.

Seguro que siguiendo estos sencillos pasos conseguiremos el objetivo de “cero víctimas”.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Día Europeo sin Accidentes de Tráfico

Las excepciones para niños con el asiento delantero

Atropellos a niños: cómo evitarlos

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×