Cómo actuar si te roban tu plaza de garaje

No resulta un caso aislado ni tan hipotético como podamos creer y es bueno saber las soluciones con las que todo conductor cuenta, para evitar tomarnos la justicia por nuestra mano. En caso de que algún vecino o desconocido sin reparos, ocupe nuestra plaza de garaje, existen diferentes vías y leyes jurídicas para vernos amparados.

Con el fin de conocer nuestros derechos y de lidiar con clase y sin perder las formas,  en caso de vernos privados de nuestra plaza de garaje porque ha sido usuarpada por algún ‘simpático’ vecino o desconocido, tenemos que saber que existen puntos claros y concretos de la ley para denunciar esta situación del todo ilegal. Una acción que en caso de producirse, tiene todo en contra para el usurpador al estar penalizada por el Código Penal.

Y aunque la solución perfecta sea hablar con el propietario esperando que tal episodio no se vuelva a repetir, no debemos confiar todo a la buena o mala fe, así como exclusivamente a la capacidad del diálogo, necesitando otros instrumentos para paliar el problema en el menor tiempo posible. Tenemos que saber que en sitios de propiedad privada, no tienen acceso libre las grúas y un buen reportaje fotográfico a tiempo, siempre será una prueba válida para el denunciante.

Reclamar daños y perjuicios

Por un lado tenemos la aplicación del artículo 710 LEC,  que busca obtener unra resolución judicial en forma de sentencia para  obligar al demandado a que deje de llevar esta práctica ilegal en materia de aparcamiento. En casos reiterativos y más graves se puede llegar hasta a la acción penal.

Si estamos hablando de la plaza de aparcamiento de un garaje de la comunidad, tendremos que dar el primer parte al presidente para explicarle esta incidencia y luego recabar las pruebas necesarias para pasar a la acción legal. Un  caso que comparte estas características le sucedió a un vecino de Granada hace un año, al verse privado de su plaza de garaje por un vecino, que finalmente tuvo que abonarle la cantidad de 400 euros por daños y perjuicios.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×