Las carreteras influyen en la forma de conducir

Cómo adaptar el coche a los distintos tipos de carreteras

Cuando realizamos un viaje largo, es importante conocer las características de las diferentes carreteras por las que vamos a circular. La forma de conducir es distinta dependiendo del tipo de vía.

Características

En nuestro país tenemos diferentes tipos de carreteras, cada una con sus características propias. Es fundamental conocer el tipo de vía por la que circulamos para adaptar nuestra forma de conducir.

Los tipos de vías que hay en España

Autovías

Son muy parecidas a las autopistas, aunque no comparten todas sus características. Tienen las curvas más cerradas y más desnivel en las pendientes.

Además, los carriles de acceso y salida son más cortos. En ocasiones, incluyen paradas de autobús. Se identifican con la sigla A y la velocidad máxima permitida es de 120 km/h.

Autopistas

Las autopistas se identifican con las siglas AP. La velocidad permitida es de 120 km/h. Tienen varios carriles en ambos sentidos.

Tanto en autovías como en autopistas hay que respetar la limitación de velocidad, así como estar atentos a las señales. Importante mantener la distancia de seguridad.

Carreteras nacionales

Se identifican con la sigla N y la velocidad máxima permitida es de 90 km/h. Tienen dos carriles, uno para cada sentido.

Carreteras autonómicas

La velocidad máxima permitida en este tipo de vía es de 90 km/h. Se incluyen dentro de la red de carreteras de cada Comunidad Autónoma.

Hay que poner especial atención a las carreteras secundarias, que son vías con más intersecciones, incorporaciones y curvas. También cuentan con tramos montañosos.

La red provincial

Esta red está formada por las carreteras que son competencia de las Diputaciones Provinciales. Se incluyen dentro de la red secundaria de carreteras.

Generalmente no son muy largas y se caracterizan por no tener mucho tráfico.

La red municipal

En este caso, las vías dependen del ayuntamiento. Se caracterizan por carreteras cortas que sirven de enlace entre localidades. Por otro lado, también dan acceso a poblaciones más lejanas.

Además de esta clasificación, hay otros tipos de vías como las rurales, travesías, urbanas o interurbanas.

Adaptar la velocidad al tipo de vía

La velocidad es uno de los elementos que influye en la forma de conducir por los distintos tipos de vías.

Hay que adaptar la velocidad al tipo de vía por la que circulemos, sin excedernos, pero tampoco por debajo de lo señalado.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Infracciones de tráfico: las más frecuentes en vías convencionales     

Listado de tramos de vías convencionales más peligrosos

DGT pondrá límites temporales en vías con ciclistas

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×