Qué mirar si vas a comprar un coche de segunda mano

Cómo comprar un coche de segunda mano

Acaba de terminar el Salón del Automóvil de Madrid. Por eso, la Organización de Consumidores y Usuarios ha aprovechado la oportunidad para dar algunas recomendaciones a tener en cuenta antes de comprar un coche de segunda mano.

Desde que comenzara la crisis, cada vez son más los usuarios que se deciden a comprar un coche de segunda mano. Y es que es una opción más económica y, en muchas ocasiones, da muy buenos resultados.

Tanto es así, que la misma OCU la considera una buena opción. No obstante, la Organización advierte de que hay que ser especialmente cautos si no queremos llevarnos sorpresas desagradables.

1. Pide una opinión profesional

Uno mismo puede revisar los aspectos fundamentales antes de comprar un coche de segunda mano. No obstante, siempre es mejor que sea un profesional quien lo revise. Y es que son muchos los aspectos a observar:

– Comprobar su estado por fuera y a la luz del día: pintura, golpes o indicios de algún accidente grave anterior. Esta última sería la opción menos deseada, puesto que podría haber causado desperfectos también en el mecanismo interno.

– Abrir el capó: comprueba el aceite y la correa de distribución.

– Comprobar que los neumáticos son los que aparecen en la tarjeta de inspección técnica y que su dibujo tiene, al menos 1.6 mm, de profundidad.

– Empujar el coche de costado con fuerza para comprobar la amortiguación.

– Entrar en el automóvil y verificar que tanto los cinturones de seguridad, como la regulación de los asientos y las cerraduras de las puertas funcionan correctamente.

– Introducir la llave de contacto y pulsar todos los interruptores para comprobar que funcionan correctamente y que los pilotos se iluminan.

Arrancar el coche: confirmar que los pedales no tienen demasiado juego y pisar a fondo el pedal de freno durante 20 segundos: si no vuelve a su posición inicial, el circuito tiene fugas. Las ruedas deben responder a los giros del volante sin margen de holgura. Igualmente, el nivel de desgaste del embrague nos dará también pistas sobre el uso que se le ha dado al vehículo.

– Realizar una prueba del coche en carretera. Primero que conduzca el vendedor y tratar de detectar posibles sonidos que puedan ser indicio de avería. A continuación, podemos conducirlo nosotros mismos y verificar así que el coche no tiene problemas.

– Ante la menor duda, es mejor pedir al vendedor que permita que un taller verifique que está en buen estado antes de firmar la compra.

2. Los trámites antes de comprar un coche de segunda mano

Es fundamental hacer todos los trámites que exige la ley. Así, podremos ahorrarnos sustos y posibles fraudes.

Igualmente, al hacerlo todo legalmente se supervisarán papeles que, si no, no tendrían por qué ver la luz. Evitaremos, por ejemplo, estafas por manipulación del cuentakilómetros.

3. Negociar un precio justo.

Si vas a comprar un coche de segunda mano será, entre otras cosas, para ahorrar. Por eso es importante tener claro que un coche con cuatro o cinco años de antigüedad puede costarte la mitad que si lo hubieras comprado nuevo.

Igualmente, hay otros factores que influyen en el precio final del vehículo. Así, es importante el kilometraje y la demanda del modelo en cuestión. Si quieres hacerte a la idea del precio en mercado de un coche en concreto, puedes mirar los precios de ese modelo en alguna tienda de segunda mano de ese modelo en cuestión.

Además, localizar algún fallo mientras lo revisas también puede derivar en una rebaja. Fallos en la correa de distribución, las ruedas, los retrovisores o el faro, harán que tu coche sea algo más barato.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Coche usado: ¿debo comprarlo?

Cómo comprar o vender un coche

El 60% de los conductores no sabe qué coche comprará

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×