Que no te roben el coche por descuidado

Cómo evitar que te roben el coche

La eterna pregunta de “¿Habré cerrado bien el coche?” viene motivada por el miedo que tenemos a que nos roben el coche. Pero siguiendo estos consejos, conseguiremos reducir la probabilidad de que ocurra.

Según diferentes estudios, España es uno de los países con mayor probabilidad de que te roben el coche.  Gracias a los avances en seguridad y a una mayor persecución de estos delitos, la cifra de hurtos va descendiendo.

No obstante, la posibilidad de que te roben el coche sigue estando ahí, por lo que os dejamos algunos consejos para dar esquinazo a los ladrones.

Es más difícil que te roben el coche en un garaje

Si tienes la posibilidad de que tu coche “duerma en garaje”, hazlo. Allí, con las cámaras de seguridad y los guardias, la probabilidad de que te roben el coche se reduce casi a cero.
Si no tienes esa opción, lo mejor es aparcar en un lugar iluminado y con mucho movimiento de gente. Cualquier ladrón evitará ser visto mientras ejecuta el robo.

En el caso de que dejes el coche en un parking público, recuerda dejarlo lo más cerca posible de la garita del vigilante.

Mueve el coche

Aunque te vayas de vacaciones, o no utilices el coche en largo periodos de tiempo, deberás moverlo del sitio en el que está aparcado. No sólo para que no se lo lleve la grúa por abandono, sino también para evitar que te roben el coche.

Y es que muchos ladrones acostumbran a observar los vehículos aparcados, y si ven que lleva mucho sin moverse un coche, se convierte en su blanco. Además cuidado, porque si te han estado observando previamente, pueden sospechar que tu casa está también vacía y hacer un dos por uno.

Siempre hay que cerrar el coche

El gran miedo de cualquier conductor: no haber cerrado el coche. Por eso, no está de más comprobar la puerta una vez nos bajamos del vehículo. Al principio costará un poco, hasta que creemos hábito, pero puede ser un buen método de evitar que nos roben el coche.

Huelga decir que jamás hay que dejar el coche abierto y con las llaves puestas. Ni siquiera en la gasolinera, ese lugar en el que abandonamos el coche “sólo un minuto”.

Recuerda que, además, si no has cerrado correctamente el coche, el seguro se desentenderá.

No dejes objetos tentadores a la vista

Ni bolsos, ni gafas de sol, ni móviles… ni tampoco el GPS. Oculta todos los objetos de valor que puedas llevar en el coche, o bien en la guantera o en el maletero. Si se trata de algo realmente importante… llévalo contigo.

No dejes subir a desconocidos

Que ya se ha encargado Hollywood de contarnos los peligros de recoger a gente que hace auto stop o que dice haber sufrido una avería. Los cacos pueden pararte, y una vez que bajes la ventanilla, intimidarte haciéndote abandonar el vehículo… y ahí tenemos otro modo de que nos roben el coche.

Las ventanillas, mejor subidas

El aire acondicionado se inventó para muchas cosas, y la principal es no tener la necesidad de llevar bajadas las ventanillas. Especialmente cuando circules por ciudad, asegúrate de que están subidas y los seguros echados. De lo contrario, existe el riesgo de que al parar en un semáforo cualquier persona pueda entrar en el coche.

Utilizar sistemas antirrobo

Obviamente funcionan, cuando se han creado por y para que no te roben el coche. Hay muchos y variados, por los que os recomendamos algunos:

Alarma: suele ir integrada en la llave o mando del coche. Va conectada a la instalación eléctrica del vehículo, además de poder activarse por golpes. Podemos tenerla por unos 150 euros (más instalación).

Bloqueador de pedales: se trata de una barra de acero que se ajusta a los pedales e impide cualquiera de sus movimientos. Es muy fácil de quitar y poner y muy resistente. Podemos tenerlo por unos 120 euros.

Bloqueador de volante: es una barra metálica que se engancha bien al salpicadero o bien a uno de los pedales, manteniendo fijos ambos elementos. Algunas incluyen hasta alarma y son bastante efectivas como elemento disuasorio, porque desde fuera del coche se ven perfectamente.ya que se ven claramente desde el exterior del coche.

Rastreador GPS: Igual esto no evita que te roben el coche, pero sí te ayudará a encontrarlo en caso de que lo hagan. Se trata de un dispositivo que sirve para conocer la localización del coche en todo momento a través de mensajes SMS a tu propio teléfono. Además, puede ser configurado para avisar si el vehículo sale de una zona predeterminada o si supera una velocidad indicada previamente. Lo puedes encontrar por unos 120 euros.

Inmovilizador eléctrico: también conocido como cortacorriente. Es algo así como un interruptor, que activa o desactiva la electrónica del coche.

Empresa de rastreo: igual que el localizador GPS, no puede evitar que te roben el coche, pero sí encontrarlo. Se trata de empresas creadas con el objetivo de localizar coches una vez han sido robados. hay compañías cuya función es localizar tu coche en caso de robo. Lo hacen a través de la instalación de un emisor y receptor de radio que revela la ubicación del vehículo.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Robo de coches con inhibidores

El radar de velocidad que truncó un robo perfecto

Qué pasos hay que seguir ante un robo de carnet de conducir

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×