La tecnología y la ciencia, incansables siguen llevando adelante numerosos proyectos que tienen por finalidad hacer más fácil la vida al hombre. La última propuesta que se encuentra ya en producción y que lleva gestándose cerca de seis años, permitiría a las personas con movilidad reducida conducir un coche desde su misma silla de ruedas. Un hecho que en sí nos parece sorprendente pero que Kenguru, denominación del vehículo, va a hacer posible.

Su producción que de momento sólo se llevará a cabo en EEUU tardará todavía entre seis y doce meses en ver la luz y las claves principales que obrarán este ‘milagro’ residirán en que Kenguru contará con una pequeña rampa desde el portón trasero, motorizada que se abrirá mediante un mando a distancia por la que pasará sin ningún problema la silla de ruedas. Del mismo modo contará en un principio con un manillar aunque también se va a trabajar con un modelo con joystick como el de las sillas de ruedas motorizadas para llevar a cabo los desplazamientos.

Una vez dentro, el conductor acopla su silla de ruedas al vehículo y puede comenzar su marcha teniendo en cuenta que alcanza una velocidad máxima de 45 kilómetros por hora, lo cuál no es excesiva velocidad, pero aporta una mayor comodidad para este colectivo en sus desplazamientos urbanos.
 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×