Dónde es más barato cambiar el líquido de frenos

Cuánto cuesta cambiar el líquido de frenos
Parece que sólo nos acordamos de revisar nuestro coche para la ITV. Pero hay algunos elementos que debemos llevar al día, como el líquido de frenos. Y es que tiene una función muy importante.

El líquido de frenos es el encargado de la refrigeración del vehículo. Eso quiere decir que se distribuye por un sistema hidráulico del vehículo, por lo que es muy importante. Por tanto, requiere ser revisado cada poco tiempo.

Eso sí, según un estudio del comparador de presupuestos en talleres mecánicos de confianza Tallerator, el precio de ese cambio de líquido de frenos dependerá de dónde lo hagamos. Han aprovechado, también, para dar unos consejos básicos de mantenimiento para todos los conductores.

Cambiar el líquido de frenos

Según el informe del comparador, el precio del cambio de líquido de frenos dependerá del punto de la geografía española en el que nos encontremos. Y es que si bien la media de España está fijada en 57,16€ en 2017, varían en función de la provincia.

Así, las provincias más baratas para cambiar el líquido de frenos son: Valencia (40,34 € de media en 2017), Guipúzcoa (41,92 €) y Zaragoza (42,35 €). Salta a la vista que cuando hablamos de los precios más bajos para este mantenimiento, la horquilla es muy pequeña. Así, la diferencia entre uno y otro es de menos de 3 euros.

Las cinco provincias que destacan por ser las más baratas en cuanto al cambio del líquido de frenos son, así pues, Valencia, Guipúzcoa y Zaragoza, seguidas de Alicante (44.16€) y Islas Baleares (44.66€) Las más caras, en cambio, son Madrid y Barcelona. El cambio del líquido de frenos en estas ciudades cuesta 68,34 y 57,61, respectivamente.

Cuándo hay que cambiarlo

Según los fabricantes, el líquido de frenos debe cambiarse cada dos años. Igualmente, en el taller podrán revisar el grado de ebullición según el grado de calidad, al mismo tiempo que observarán la temperatura mínima de ebullición.

Sobre lo que hay que evitar, señalamos que no debe entrar aire en el depósito del líquido de frenos. También recordamos que no debe derramarse sobre la carrocería, pues es muy disolvente; ni tampoco hay ponerlo en contacto con la piel.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Cómo elegir un taller mecánico

Correa de distribución: cuándo hay que cambiarla

Un buen mantenimiento del vehículo evitaría accidentes

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×