Los españoles cada vez pasan menos tiempo en atascos, motivado por el menor movimiento de tráfico que experimentan las carreteras. La crisis ha reducido en un 38% los desplazamientos y esto se refleja claramente en el descenso de multas de tráfico.

El menor volumen de afluencia de vehículos en las carreteras ha resultado ser un buen baremo para poder comprobar otro de los efectos que ha provocado la crisis económica en los españoles. El incremento del precio de los combustibles, la proliferación de radares en las carreteras y hasta el control por vía aérea por parte de Pegasus, la nueva aportación de la Dirección General de Tráfico (DGT), ha hecho que el tráfico de vehículos caiga en España un 38% con respecto a 2011.

Este descenso ha tenido también sus repercusiones en materia de multas de tráfico y es que dado que circulan menos vehículos y los que lo hacen extreman precauciones para no ser cazados por medio de los diferentes sistemas anteriormente mencionados, las sanciones también han seguido a la baja esta corriente.

La elevadísima tasa de paro alcanzada en 2012, unido a la pérdida significativa de riqueza en las economías domésticas han sido fundamentalmente el motor para que las multas de tráfico hayan descendido, frente a lo que pretenden las insistentes campañas de la DGT.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×