Qué debe hacer un conductor que tiene diabetes

Día Mundial de la Diabetes

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes. Por eso, la DGT ha querido enviar una serie de consejos a quienes viven con ella, para reducir el riesgo de vivir un accidente de tráfico.
La diabetes –tanto la infanto-juvenil (tipo I) como la del adulto (tipo II)– ha sido objeto de gran atención en la medicina de tráfico y la seguridad vial. Y es que en determinadas circunstancias, los diabéticos pueden tener mayor riesgo de accidente de tráfico.
La diabetes es uno de los trastornos más extendidos entre los adultos. De hecho, según di@bet.es la prevalencia de la diabetes es del 14%. De todos ellos, el 6% no sabe que la sufre.

Con diabetes hay que conducir más atento

A pesar de que, por supuesto, cada paciente y cada caso es único, en principio los pacientes con diabetes deberán prestar especial atención a la conducción.

Esta atención comenzaría, indudablemente, por el conocimiento que de sí mismo tenga el conductor. Así, sabrá reconocer cuándo puede tener una hipoglucemia, cómo tratarla… Esto, claro, reduce de forma importante el riesgo de padecer un accidente.

Si, por el contrario, no se trata la diabetes de forma adecuada o no se actúa adecuadamente ante una hipoglucemia, la capacidad de conducir con seguridad se verá mermada.

El seguimiento también es importante. Así, en algunos casos de diabetes se experimenta una transición de un estadio en el que la respuesta al tratamiento es adecuada, a otro en el que hay complicaciones para la seguridad. Puede deberse tanto al paso de los años como a la evolución de la enfermedad.

Consejos para el conductor diabético

Según la DGT, estas son las pautas que debe seguir un conductor con diabetes:

1. Hay que comprobar el nivel de glucosa antes de iniciar el viaje. Si éstos son demasiado bajos, no debe conducir.

2. Aprenda a conocer los síntomas de hipoglucemia y evite las circunstancias que lo producen (respete los horarios de descanso, comida y medicación).

3. En el coche siempre tendrá que tener a su alcance alimentos ricos en hidratos de carbono, tales como zumos, galletas o caramelos.

4. Tenga cuidado para que durante los viajes la medicación no esté expuesta ni a mucho frío ni a mucho calor.

5. Cuando le cambien el tratamiento, tenga en cuenta que sus niveles de glocosa en sangre cambiarán. Por eso, deberá extremar las precauciones al conducir.

6. Ante cualquier señal de alarma, no deje de acudir a su médico. Así, si por tener el nivel de azúcar bajo se ha desmayado o ha tenido que inyectarse glucagón, consulte con su especialista.

7 Si ningún conductor debería consumir alcohol antes de conducir, uno con diabetes menos aún.

8 En viajes largos, procure ir acompañado, respete los horarios de comida en relación con la administración de su medicación y haga pausas frecuentes.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Multas por beber agua conduciendo

Cómo nos afecta el cambio de hora

Cómo conducir de noche con seguridad

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×