El cambio de hora otoñal

Cómo nos afecta el cambio de hora
Este fin de semana será el cambio de hora. Eso supone entrar de cabeza en el horario de invierno. Los días serán más cortos, por lo que se circulará más tiempo de noche.

La madrugada del sábado 28 al domingo 29 será el cambio de hora. Los relojes se retrasarán una hora, por lo que a las 3 de la madrugada volverán a ser las 2.

La consecuencia directa del cambio de hora es que los días tendrán menos horas de luz. Eso, por supuesto, afectará a nuestra forma de conducir, puesto que nadie maneja el coche igual de día que de noche.

Aumentar la atención al volante

Lo principal a tener en cuenta ante el cambio de hora es que tendremos que extremar la atención al volante. Teniendo eso claro, seguir los siguientes consejos será más sencillo:

– Utilizar las luces

No es sólo por la multa, es que circular sin luces es peligroso para nosotros y para los demás, que pueden no vernos en la carretera. Por eso es especialmente importante adecuarlas también con el cambio de hora.

Lo más aconsejable es encender el alumbrado al menos una hora antes de que se ponga el sol. Además, es importante utilizar bien las luces de cruce y carretera, porque si no podríamos provocar deslumbramientos.

Eso sí, no debemos olvidar que las luces del interior del vehículo, en cambio, no deben estar encendidas mientras circulamos. Y es que los contrastes entre el interior y el exterior perjudican a la capacidad visual del conductor.

– No corras, que es peor.

Especialmente cuando hay poca luz debemos asegurarnos de no correr demasiado con el coche. Por supuesto, también habrá que respetar la distancia de seguridad.

– Mirar por los retrovisores regularmente

Durante las horas de día también hay que mirar frecuentemente los retrovisores. Pero ahora, con el cambio de hora, habrá más horas de oscuridad, por lo que hay que aumentar la frecuencia. Lo óptimo es mirar los retrovisores cada 10 segundos, para asegurarnos de que todo está en orden a nuestro alrededor.

– No olvides hidratarte

Parece que sólo haya que prestar atención a la hidratación durante el verano. Pero es que la falta de líquidos en el organismo, sea la época que sea, provoca cansancio y fatiga. Por eso, si mientras conducimos notamos que estamos especialmente cansados, beber agua nos ayudará.

– Controla la temperatura

La calefacción excesivamente fuerte provoca somnolencia. Por eso, no es conveniente abusar de ella. Iguamente, será más fácil mantenernos despiertos si llevamos un acompañante.

Mantenimiento del vehículo

– Revisa las luces

No basta con que sepamos cuándo debemos encender las luces y cuándo no. Es que, además, debemos cercionarnos de que éstas están en óptimas condiciones.

– Cristales limpios

Especialmente durante las horas de noche es importante llevar los cristales limpios. Como con el cambio de hora estas horas serán mayoría, es un aspecto a cuidar regularmente.

– Retrovisores

Por muy claro que tengamos nosotros que las luces largas hay que usarlas con precaución, otros no lo tienen tanto. Por eso, es importante antes de comenzar el viaje comprobar el reglaje de los retrovisores, de forma que no nos deslumbren.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Cómo conducir de noche con seguridad

Consejos para conducir con lluvia

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×