Ya llega el cambio de hora. Más ahorro, pero cambios en la conducción.

Cambio de hora: consejos de conduccción

La madrugada del próximo domingo, 30 de octubre, será el famoso cambio de hora. A las 3 de la madrugada serán las 2 de nuevo. El objetivo es que se aprovechen más las horas de sol, consumiendo menos electricidad. La pega: conduciremos más de noche.

Con la llegada del invierno, en España el número de horas de luz se llega a reducir hasta 6 horas respecto al verano. Este es el motivo por el que la DGT se ha querido dirigir a los vehículos sin Luces de Conducción Diurna. Les recomienda que, a partir del cambio de hora, circulen con las luces de cruce encendidas.

El objetivo de esta medida no es alumbrar la carretera, sino hacernos más visibles al resto de los usuarios, ya que, según apuntan varios estudios sobre siniestralidad, se podrían reducir un 10 por ciento los muertos por accidente de tráfico.

Cómo afecta el cambio de hora a los conductores

Parece imposible que sólo una hora pueda afectar tanto. De hecho, generalmente nos afecta más el cambio de hora de verano, puesto que dormimos una hora menos y eso nos trastoca.

Pero si bien es cierto que la mucha gente no lo nota, para otros el cambio de hora lo que le cambia, más bien, es el biorritmo. Este cambio de hora en nuestro día a día puede provocar desajustes en el organismo, como fatiga, sueño o distracciones, que pueden tener repercusión en la seguridad vial.

El cuerpo produce unas hormonas que funcionan según los ciclos de día y noche y de sueño y vigilia. Si se alteran estos ciclos, aunque sólo sea una hora, el sistema se da cuenta de ello. La DGT nos advierte que durante los tres o cuatro días siguientes al cambio de hora podremos sufrir alguno de estos síntomas, porque el ritmo de vida sigue siendo el mismo aunque las horas no concuerden.

Las personas con propensión a sufrir migrañas o estrés pueden padecer episodios especialmente intensos durante estos días. Por eso, deben cuidar sus horarios de sueño y comidas, mitigando, en la medida de lo posible, los efectos adversos.

Cambio de hora: cómo usar correctamente las luces del coche

Con el cambio de hora de invierno, los días tienen menos horas de luz y, por lo tanto, circularemos más horas de noche. Esto supone una mayor fatiga en los conductores, y menor atención a la carretera.

Lo más recomendable es moderar la velocidad y hacer uso de manera correcta del alumbrado del  coche. Es decir, encender las luces (si el coche no lo hace de manera automática) al menos una hora antes de la puesta del sol. Además, hay que usar de manera correcta la luz de cruce y carretera para evitar deslumbramientos a otros vehículos. No hay que olvidar la importancia del mantenimiento de los vehículos en esta época del año, prestando atención a las luces. Mantén limpias las lunas y comprueba el reglaje de los espejos.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Consejos para conducir con seguridad ante lluvias torrenciales

Tráfico y sus consejos para la conducción de noche

Consejos de conducción: cómo evitar los deslumbramientos

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×