Trump subirá los impuestos de las importaciones de vehículos.

Donald Trump y el sector del automóvil
El plan de Donald Trump, nuevo presidente de EEUU, pasa por penalizar las importaciones de los grandes fabricantes subiendo impuestos.

Donald Trump va a ser presidente de los Estados Unidos. Y, en consecuencia, tiene todas las miradas fijas en él, en su discurso y en las primeras elecciones que hará como presidente.

El sector automovilístico no es menos, y motivos no les faltan.  Y es que el próximo presidente norteamericano mostraba días atrás su desacuerdo con los planes de Ford Motors de llevar la producción de sus coches pequeños a México. Así mismo, ha amenazando con una subida de aranceles que penalice la importación de esos productos.

Esta oposición de Donald Trump a la deslocalización industrial se trasladaba incluso a cifras concretas en el mitin de Michigan. Allí, anunció un impuesto de un 35% para los coches que entren en EE.UU.

Ford y Donald Trump

Hace tan sólo unos días, Trump emitía una dura crítica. Ford había anunciado su decidión de producir coches en Méjico, lo cual no gustó al entonces controvertido candidato. En concreto, llegó a decir que implantaría un arancel de hasta el 35% a los vehículos procedentes del país hispano hablante.

Ford anunciaba el pasado mes de septiembre su intención de instalar su producción en San Luis de Potosí, Méjico. Allí, invertiría 1.600 millones de dólares.

A ese anuncio habría que sumarle la misma intención por parte de General Motors. La factoría estaría en marcha, inicialmente, a lo largo de 2017. Un anuncio pospuesto por la firma automovilística norteamericana, según el periódico El Exprés, para no ser objeto de los ataques de Donald Trump durante la campaña, tal como le ocurrió a Ford. La ampliación de GM conllevaría casi duplicar el número de empleos y de unidades producidas en San Luis Potosí al recibir dos nuevos modelos.

Estos anuncios hicieron que los estadounidenses se pusieran en pie de guerra, ante el miedo a perder sus empleos. Pero Donald Trump fue tajante, anunciando sus medidas para evitar este tipo de soluciones y, según él, mantener el empleo de sus conciudadanos.

¿Qué pasa en Méjico?

¿Por qué las automovilísticas quieren producir en Méjico? La respuesta está, sobre todo, en los tratados de libre comercio del país centro americano tanto con la UNión Europea como con Estados Unidos, Canadá, América Central y el Mercosur.

Además, al contar con mano de obra más barata, todos los gastos de traslado de los vehículos desde Méjico quedan compensados.

Ese es el origen de la preocupación con el temido muro de Trump, separando Estados Unidos y Méjico. Y es que el muro, además de una separación física, supondría una barrera arancelaria importante.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Brexit: cómo afecta al mercado del automóvil

Avisar a los conductores de que hay radares se convierte en derecho constitucional en EEUU

Reino Unido planta batalla a los malos humos al volante

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×