Brexit: cómo afecta al mercado del automóvil

Ayer, el Reino Unido decidió en referendo salir de la Unión Europea, con el 52 % de los votos a favor de la salida del país de la entidad económica y política europea (Brexit). Esto afecta a todos los niveles, incluido el sector del automóvil.

Las primeras reacciones no se han hecho esperar. Y es que hay grandes marcas que tienen fábricas en el Reino Unido y que exportan la gran mayoría de su producción al continente europeo (77 % de la producción se exporta y el 60 % termina en Europa). Sus representantes ya han expresado su inquietud por el Brexit antes de la votación. ¿Qué consecuencias podría tener? El Reino Unido, con 2,6 millones de coches vendido en 2015, no es un mercado del que se pueda prescindir tan fácilmente.

Primera consecuencia del Brexit

La primera consecuencia del Brexit y muy importante es la de qué pasará con los empleos generados en torno al mercado del automóvil. 799.000 trabajadores desempeñan su labor en la industria del automóvil del Reino Unido. No hay que olvidar que la industria del motor local estaba muy deprimida hace 20 años y ha sido gracias a la implantación grandes fabricantes internacionales como Nissan o Toyota o la compra de firmas locales como Mini, Jaguar, Bentley, Rolls-Royce y Land Rover lo que más ha revitalizado el negocio los últimos lustros. Todas esas marcas se controlarán ahora desde fuera de las islas.

Segunda consecuencia del Brexit

Hace tan sólo un año, la industria automovilística británica consiguió regresar a los resultados de antes de la crisis. Los grandes esfuerzos y las inversiones permitieron alcanzar casi 1,6 millones de unidades fabricadas, de las que más de el 75% se destinaron en 2015 a la exportación, sobre todo a países de Europa.

El sector genera 87.500 millones de euros cada año, cifra que va a ser imposible mantener. Y es que ahora se enfrentarán a una más que posible tasa del 10% a la exportación, lo cual hará que, como mínimo, ese mismo porcentaje se vea reducido de los ingresos.

Tercera consecuencia del Brexit

Esta es también a nivel económico, pero más general. Tal y como se ha visto que ya ha empezado a pasar, la libra se está depreciando y, con ella, el euro. Eso supone una caída de toda Europa. No obstante, una progresiva devaluación de la libra esterlina abarataría los costes de producción y abriría nuevas expectativas de competir contra otros fabricantes en Europa.

Y aquí es donde entra en juego España, que actualmente es el segundo país de Europa en el que más coches se fabrican (el primero es Alemania). Porque a partir de ahora, tras el Brexit, coches como el Nissan Qashqai se podrían empezar a fabricar en la Península, puesto que la marca tiene una fábrica en Barcelona que ha producido SUV desde hace más de 15 años. Además, el Jaguar F-Type costará unos 10.000 euros más caro en la UE.

En cualquier caso, todo esto dependerá de cómo se desarrollen las negociaciones, para lo que el primer paso será encontrar un sustituto para David Cameron. Luego se iniciarán las negociaciones, en las que es muy probable que quieran poner en marcha mecanismos de libre comercio que permitan a los productos fabricados en el Reino Unido venderse sin aranceles en el territorio de la Unión, del mismo modo que los productos “europeos” puedan acceder al mercado británico libremente.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

España aumenta la producción de vehículos

Europa unifica las inspecciones de ITV

En busca de extranjeros para notificarles las multas que cometieron durante su estancia en España

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×