No es que la Dirección General de Tráfico (DGT) vaya a retirar uno de sus radares Pegasus o es que se destine a otro territorio lejos de Galicia. El motivo por el que este radar se encuentra fuera de servicio responde a una vulgar avería como pueden tener el resto de máquinas a las que estamos acostumbrados.

Resulta casi milagroso que un radar Pegasus se convierta en noticia y no precisamente por sus méritos en multar a los conductores. En este caso el radar de Galicia se convierte en mediático porque da un respiro con las sanciones y la vigilancia, dado que se encuentra fuera de servicio. El motivo de esto se debe a que presenta fallos en una de sus cámaras, lo que le impide cumplir correctamente y de la manera más eficiente con sus funciones que tanto orgullo dan a Tráfico.

La DGT informó ya el pasado viernes de la llegada a Alvedro de un nuevo helicóptero y de su inmediata entrada de servicio para controlar de forma aérea la velocidad principalmente de los conductores así como otras acciones. Sin embargo esta previsión no ha podido ser real debido a que el sistema que graba la imagen de los coches que son captados por el radar falla y no se puede identificar con fidelidad a los infractores.

Un dispositivo casi infalibre para multar

Una noticia que supone cierto alivio para los conductores que encuentran en este dispotivo aéreo de control, como una máquina prácticamente infalible a la hora de multar. Este fallo recuerda que se trata de una tecnología con sus fallos y averías que se encuentra ahora mismo en Galicia en sus horas bajas. Un radar que por ahora se encuentra en mantenimiento, aunque Tráfico rápidamente le encontrará sustituto mientras se arregla la avería para no perder su poder de control en las carreteras gallegas.

Otros enlaces de interés:

Multas de tráfico por no identificar el conductor

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×