La provincia andaluza desde el pasado enero se encuentra en un auténtico sinvivir dado que cada mes recauda un total de 3.000 multas lo que a estas alturas eleva la cifra a 12.000 sanciones pendientes de pago.

Estos datos fueron publicados en el Boletín Oficial de Granada debido a que las multas no pudieron entregarse a los responsables en sus domicilios por distintos motivos. La mayoría de las multas que se mostraban en la publicación oficial eran de 56 y 80 euros, cantidades más bien pequeñas, pero que sin embargo al ir sumándose unas a otras han terminado por dejar al Ayuntamiento ni más ni menos que un millón de euros pendiente de cobro.

Con esto se vuelve a abrir el debate sobre el supuesto afán recaudatorio de las multas de tráfico y las ‘ganas’ de los Ayuntamientos de llenar las malogradas arcas públicas. Es más, el portavoz de IU en el Consistorio granadino ha asegurado que "se trata de un sistema perverso de notificación para aumentar los ingresos por multas más que para garantizar los derechos de los ciudadanos".
 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×