Guardia civil condenado por inventarse multas de tráfico

La Audiencia Provincial de Córdoba ha dictado una sentencia por la que condena a una pena de cuatro años y seis meses de prisión a un agente de la Guardia Civil. Se inventaba multas para perjudicar al administrador de su comunidad de vecinos.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba ha dictado sentencia. Así, el agente de la Guardia Civil que se inventaba multas de tráfico ha sido condenado a una pena de cuatro años y seis meses de prisión por un delito de falsedad en documento oficial continuado. Y es que, según parece, realizó varias denuncias inexistentes sobre infracciones de tráfico para perjudicar al administrador de su comunidad de vecinos, con quien había tenido enfrentamientos.

Según Europa Press, que ha tenido acceso a la sentencia, el guardia civil también ha sido condenado a inhabilitación especial para el ejercicio de cualquier cargo o empleo público durante cuatro años. Además, tendrá que pagar una multa de 4.500 euros. De no pagarla, deberá enfrentarse a un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no pagadas.

Un guardia civil vengativo

Los hechos ocurrieron en 2010, a lo largo de distintos meses, y el origen no fue más que un desacuerdo en una reunión de la comunidad de vecinos el año anterior. La discusión comenzó cuando el acusado mostró su intención de modificar el réfimen de cuotas y, al ser denegada su propuesta, comenzó a investigar al administrador. Todo ello “con la intención de formular boletines de denuncias por infracciones de tráfico inexistentes que atribuía a los conductores de los vehículos propiedad de aquél”.

A continuación, se habrían formulado hasta cuatro denuncias falsas, que conllevaron, a su vez, sanciones hacia el administrador por no atender los avisos de correos. Se le reclamaban unos 7.050 euros por no identificar a los conductores de los vehículos, dinero que fue embargado posteriormente de su cuenta corriente.

Cuando el administrador se percató de esto, solicitó la documentación al Instituto Armado, puesto que decía no haber cometido las infracciones, hechos que probó demostrando que se encontraba en el trabajo a la hora a que fueron interpuestas las multas.

 Los cuatro expedientes sancionadores han sido revocados, quedando el administrador libre de toda culpa.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces similares:

Cómo recurrir una multa de tráfico

Policía multa a la Guardia Civil por mal aparcamiento

El Guardia Civil que se quedaba con el dinero de las multas de tráfico

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×