El afán recaudatorio con la crisis está a la orden del día y se intuye que por este motivo las multas de tráfico son un problema que afecta ahora a la inmensa mayoría de los ciudadanos, cuando antes era un castigo para los que descumplían abiertamente la ley. Ahora las cosas han cambiado y en determinadas situaciones la preocupación de los agentes se extiende más en lograr un elevado número de multas para demostrar que son dignos de cobrar el plus pertinente, que en otras materias de seguridad ciudadana. Sin embargo en Granada un juez ha dado la razón a un agente que fue penalizado por sus superiores por este principal motivo.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Granada ha condenado a la Agrupación de Tráfico, por decisión del juez a que tengan que pagar el complemento de productividad que se le negó a uno de sus agentes por considerar que ponía pocas multas de tráfico a los conductores. Un nuevo caso que viene a reafirmar las presiones que desde hace meses vienen denunciando los agentes en el ejercicio de su trabajo y que les supone la reducción o desaparición del propio complemento salarial en caso de no lograr los objetivos esperados en esta materia.

Alegando que el agente ponía pocas multas, la Agrupación de Tráfico de Granada justificaba la retirada de los 213 euros mensuales del plus de productividad considerando que esto se debía a “dejadez” y “falta de interés” en el ejercicio de la profesión, aunque estos argumentos no hayan tenido suficiente peso para el juez que seguía el caso así como para la opinión ciudadana que cada vez considera las multas de tráfico como un parche más para sanear la maltrecha economía de un país.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×