Si estás enamorado de tu vehículo, si crees que nadie en este mundo te va a entender mejor que tu coche, entonces también tienes derecho a celebrar San Valentín igual que el resto de los mortales. Sólo que regalarle a un coche es más difícil (aún) que a una pareja, ya que con una caja de bombones y un ramo de flores no haces nada.

Por eso, vamos a darte una serie de ideas para que puedas presumir de que le has hecho el regalo más especial del mundo a tu mejor acompañante.

– ¿Qué tal un ambientador nuevo? De vez en cuando hay que cambiar y seguro que así hasta te resulta más emocionante ir en coche. Busca algo más exótico: por ejemplo, fruta de la pasión, muy apropiado con esto de San Valentín.

– Otra opción puede ser un nuevo equipo de música si el tuyo ya se ha quedado un poco anticuado. Para muchos, música y coche van de la mano y son inseparables. Si el presupuesto no te da para tanto, o ya tienes un equipo de música en perfectas condiciones, date un mínimo capricho aunque sea con un nuevo CD para escuchar canciones nuevas al volante. En nuestras redes sociales (Twitter y Facebook) te ofrecemos constantemente canciones perfectas para conducir.

– Y si eres de ese tipo de personas a las que les va el tuneo, tus opciones ya son ilimitadas prácticamente: desde unas nuevas fundas para los asientos hasta luces de neón (no recomendamos esta opción).

– Un GPS es una estupenda opción para los que tengan amplio presupuesto. O un aspirador portátil para maniáticos de la limpieza.

– Por último, dos regalos más originales: sensores de parking, que te echan un cable a la hora de aparcar en garajes estrechos, o ionizador de olores para que se vaya moviendo el aire y se acabe bien pronto con los restos del humo del tabaco después de que alguien fume.

No te puedes quejar: ¡será por ideas!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×