La Junta de Andalucía, condenada por una carretera en mal estado

La Junta de Andalucía ha sido condenada en firme a pagar un indemnización a una pareja que viajaba en moto por sufrir un accidente a causa del mal estado de una carretera.

En un día de lluvia de 2011, una pareja de moteros tuvo un accidente en la autovía A92, a la altura de Atarfe, cuando se dirigían a Almería. Según se ha dirimido en el juicio, circulaban a la velocidad adecuada, pero tuvieron un accidente. La culpa fue del material con el que se rellenaron las fisuras del asfalto, un producto denominado Probijunt chicle; unido a la humedad del día, provocó que el conductor de la moto perdiera el control de la rueda delantera y piloto y acompañante acabaran en el suelo. Como resultado, y tras chocar contras las barreras de seguridad metálicas, ambos sufrieron lesiones de cierta consideración.

Con la ayuda de la Guardia Civil, en el juicio se ha esclarecido qué pasó exactamente. Y es que las versiones de los accidentados y de la administración eran muy diferentes. Para los pasajeros de la moto accidentada, la responsabilidad de la caída fue del material,  de textura endurecida, lisa, pulida y carente de áridos, que por su constitución no permitía el drenaje y era un día lluvioso. La Junta, por su parte, alegaba que considera que ese es el material indicado para rellenar fisuras, que no han existido otros accidentes atribuidos al Probijunt chicle y que el percance se produjo por falta de diligencia del conductor. Fue ahí donde entró en juego la opinión de la Guardia Civil, que si bien dejó claro que el conductor frenó al acercarse (por creer que se trataba de una mancha de aceite), patinó encima de la sustancia.

Hasta el Consejo Consultivo, órgano superior de asesoramiento de la Junta de Andalucía, se ha pronunciado al respecto -de manera vinculante- a petición de las víctimas. En un dictamen emitido recientemente, este último organismo concluye que la Junta de Andalucía es corresponsable del accidente y que ha de abonar el 50% de las cantidades que pedían los dos principales implicados.

La Junta de Andalucía pagará el 50%

La administración finalmente deberá indemnizar a los accidentados con alrededor de 92.000 euros. Eso supone la mitad de lo solicitado por los moteros; y es que se ha entendido que no ha habido una sola responsabilidad, sino que esta es tanto de la Junta de Andalucía como de los viajeros.

La Junta de Andalucía será, pues, la responsable de pagar por el mal estado de la calzada, y no la empresa que se encargó del mantenimiento, puesto que está amparada por el contrato firmado previamente. Además, no se les puede acusar de nada por haber utilizado ese material, puesto que es el utilizado habitualmente y no existe ninguna prohibición para hacerlo.

«Pues bien, en el presente caso existe una sentencia firme -Juzgado de Instrucción nº 5 de Granada, de 31 de mayo de 2013- que declara como hechos probados que el accidente se produjo, entre otras razones, por las circunstancias de deslizamiento concurrentes en el firme por la existencia de la sustancia empleada. Por tanto, tal hecho no puede discutirse bajo ningún concepto en el presente expediente, de modo que ha de considerarse necesariamente como causa determinante del accidente», dice el Consultivo.

Si te ha sido útil esta información, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

La polémica por el endurecimiento de las indemnizaciones de tráfico

Trucos para rellenar con éxito un parte de accidentes

La Defensora del Pueblo llama la atención a la DGT

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×