La política que tantas veces desune, en esta ocasión ha hecho piña contra el propósito del Ayuntamiento de Las Palmas que pretende imponer una subida sustancial de las multas en las zonas azul y verde en la capital de Gran Canaria e intentan por todos los medios frenar esta decisión que consideran todo un “asalto” al bolsillo del ciudadano.

Como barrera y para hacer fuerza los tres partidos de la oposición coincidieron en su postura afirmando que el intento de aumentar el precio de las multas del ORA que podría multiplicarse en un futuro hasta por seis, es todo una proposición para “desplumar” a los conductores por medio de las continuas multas de tráfico. De esta forma las sanciones por aparcar sin ticket se incrementarían de los cuatro euros actuales a 25 y pasarse en más de una hora del tiempo abonado, supondrá el precio de 15 euros.

Una subida que de ser realidad sería muy notable para todos los ciudadanos que de primeras están confiando en que este tema no prospere. Y para hacer más candente este debate y rebelión también se han posicionado en contra de otro de los postulados que incluiría esta medida en referencia a las multas de tráfico, que no permitiría una correcta defensa del conductor al no poder anularse las denuncias por aparcar sin tiquet.

Un auténtico debate en donde las multas de tráfico sirven de pretexto para la crítica del gasto en el Ayuntamiento que ahora por medio de sanciones mucho más elevadas y estrictas, se pretende arreglar aunque  sea por medio del bolsillo de los ciudadanos. Los que siempre terminan pagando los platos rotos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×