La trampa de la cinta adhesiva para trucar la matrícula, al destape

Una infracción aislada que ha salido mucho más cara a un conductor, tras comprobar los Mossos d’Esquadra cómo el exceso de velocidad era el menor de los pecados en un nuevo episodio de fraude en nuestras carreteras.

La detención que tuvo lugar en Lleida dejó paso a un truco entre pícaro y profesional para engañar a los radares y a los agentes que encontrase a su paso. El detenido que circulaba a 144 km/h en un limitado a 90 km/h  fue interceptado por los agentes en la carretera de la N-240, tras comprobarse en el pertinente dispositivo de control de velocidad cómo este vehículo sobrepasaba con mucho lo que era de cumplimiento obligatorio en la vía.

En el momento de identificar al conductor, encontraron que no estaban ante una infracción aislada, dado que las placas de la matrícula anterior y posterior no coincidían. La delantera era la correcta, pero la posterior correspondía a una motocicleta domiciliada en las Islas Canarias. El truco de la cinta adhesiva había sido el elegido, transformando sutilmente la cifra 3 en un 8.

11200609_971925642831995_5105143775556960270_n

Pegatina de ITV falseada

Esta irregularidad no pasó aislada y tras comprobar que no tenía tampoco el seguro en vigor  y la tarjeta adhesiva de la ITV pertenecía a otro vehículo, los agentes inmovilizaron al turismo, el cuál fue trasladado a la comisaría de Lleida para ser examinado todo ello por el Grupo de Investigación Documental a la espera de recabar y corroborar todas las pruebas que destapasen un delito de falsificación  de documento público.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×