Mucho se había comentado a lo largo del 2012 la posibilidad de cambios en cuanto a las velocidades en las carreteras españolas. La posibilidad, todavía en el aire, de incrementar la velocidad en las autovías, así como la reducción del límite máximo en las carreteras convencionales, tiene toda la pinta que se hará efectiva en primavera.

Esta confirmación que surgió del titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, mientras presentaba junto con la directora general de Tráfico, María Seguí, el balance de siniestralidad en las carreteras durante 2012, no dejó a nadie indiferente. La insistencia de Tráfico por dar mayor cobertura a autopistas y autovías frente a las carreteras convencionales, dado que recordaron que el 77 % de los accidentes mortales se registran en este tipo de carreteras, ha dado un nuevo paso con este cambio que se prevé que se haga efectivo en primavera.

Aunque todavía no se ha confirmado en cuánto quedará fijada la velocidad máxima en las carreteras secundarias que en la actualidad es de 90 ó 100 km/h, según determinados casos, lo que sí está claro es que se hará efectiva en 2013, como una medida drástica de seguridad. Esta novedad en material vial, ha despertado numerosas dudas y críticas que consideran que rebajar los límites de velocidad no es solución para evitar los accidentes.

Según el balance presentado de siniestralidad de 2012, la salida de la vía es la principal razón de mortalidad de los accidentes en las carreteras, por lo que el debate está dando un giro, al considerarse como mejor opción que la reducción de velocidad, el tratamiento y adecuación del estado de dichas vías. Una vez más la polémica está servida y seguro que en estos meses dará mucho que hablar.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×