Las normas de tráfico son para todos… en la teoría porque a efectos prácticos la realidad dista mucho de lo que desear. Las multas de tráfico, uno de los principales quebraderos de cabeza para los ciudadanos en su día a día, resulta prácticamente una cuestión ignorada en las altas esferas. Una queja cansada y sincera que los conductores no dudan en manifestar al considerar que ‘quien hace la norma, hace la trampa’ y que viene avalada por ejemplos concretos, como el que les mostramos seguidamente:

El episodio tiene lugar en el escenario de la Línea de la Concepción (Cádiz) donde un agente ha sido expedientado, al parecer por multar el coche de la alcaldesa que "no contaba con la tarjeta de autorización para estar en cierto reservado estacionado", tal como defienden desde el Sindicato de la Policía Local. Según el comunicado que ha puesto de manifiesto la propia Policía Local, el agente de servicio en el ejercicio de sus funciones, multó a un vehículo que no contaba con ninguna autorización para estacionar en los aparcamientos habilitados en el antiguo Ayuntamiento.

El vehículo en cuestión resultó ser el de la alcaldesa de La Línea de la Concepción, Gemma Araujo, motivo que derivó en que la multa de tráfico impuesta se convirtiese en razón de un expediente sancionador para el propio agente, tal como se indica en el comunicado del Sindicato de la Policía Local. La medida que ha causado "indignación" en toda la plantilla ha sido destapada en un acto de solidaridad con su compañero para que la opinión pública conozca la inmunidad con la que cuentan ciertas autoridades ante el cumplimiento de las normas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×