Durante las Navidades especial atención cobran los mensajes o más actuales WhatsApp, para estar en contacto y felicitar las fiestas a todo el mundo. Una práctica completamente prohibida en plena conducción pero que se resiste a desaparecer entre los conductores aún sabiendo el peso de las multas de tráfico por este motivo.

La acción de manejar un dispositivo como un navegador o utilizar el móvil ya no sólo para hablar sino también para enviar mensajes, está castigada con sanciones de 200 euros y la pérdida de tres puntos del carnet de conducir. Una teoría que choca completamente con la realidad, pero que está lejos de ser erradicada en las carreteras tal como siguen revelando los datos, dado que un 14% de los españoles reconoce que sigue enviando mensajes mientras conduce.

Según los datos estudiados, los españoles y principalmente los menores de 35 años con puestos de trabajo de ejecutivos, son los más enganchados a esta tecnología, aunque su puesta en práctica sea todo un peligro para la seguridad vial. Tanto es así que se considera que teclear un mensaje de texto resulta tan sumamente temerario como conducir ebrio que tras la modificación del nuevo Reglamento General de Circulación, supondrá sanciones de hasta 1.000 euros.

Por ello Tráfico ha mostrado su gran preocupación y probablemente en futuros meses, tome medidas e iniciativas más rigurosas para impedir que esta práctica se siga extendiendo y dando lugar a motivo de siniestros en las carreteras españolas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×