Todo conductor recuerda por lo menos tres grandes momentos en la trayectoria de sacarse el carnet y conducir por primera vez un coche. El primero de ellos, corresponde a una situación casi cercana al éxtasis, ese magnífico momento en el que un examinador apunta en un papel una nota, un ¡aprobado! y a partir de ese momento llevarás una L y dentro de las limitaciones que eso supone, tendrás la tranquilidad y libertad de no estar observado a cada paso.

Después de esa situación irrepetible,te conviertes en un conductor nóvel, que va experimentando la sensación de libertad al conducir pero con determinadas limitaciones. Seguramente que otro momento que quede grabado en la memoria de los principiantes al volante, sea el día en que tengan que pasar por primera vez la ITV del coche. Una revisión que casi te obliga a hacer de nuevo un examen y en donde el estrés puede bloquearte y no acertar con las indicaciones necesarias para revisar el vehículo.

Sin embargo un momento que siempre marca a los conductores nóveles, y que siempre por desgracia llega, son las primeras multas. Éstas, irremediablemente siempre tocan y por el hecho de ser novatos hay más papeletas para que se tengan que sufrir. Esto se debe a que los conductores nóveles cuentan con mayor vigilancia y menos tolerancia a la hora de cometer faltas. Por un lado el carnet por puntos les otorga 8 puntos durante los primeros 3 años a diferencia de los conductores normales que cuentan con 12. Esto les obliga a cometer menos fallos.

Velocidad y Alcohol

Por otro lado, y aunque desde hace un año los nóveles ya no tienen por qué ir a 80km/h, por las autopistas  y autovías, sí que tienen normas más restrictivas en materia de alcoholemia en donde su límite se sitúa en 0,15 mg/l frente al resto que está en 0,25mg/l. Todo esto unido a los despistes propios del principiante les convierte en carne de cañón con las multas de tráfico. Cuando se llega ya a ese fatal momento, ya no hay marcha atrás y sólo se puede tirar por dos caminos: o resignarse y pagar la multa que si se hace dentro del plazo establecido se podrá rebajar hasta el 50 % de la sanción o recurrir la multa aunque atento a las modificaciones con las que contará la Ley de Tasas.

Lo que sí es cierto, que llegado el momento, las primeras multas de tráfico siempre te indican que ya eres un conductor con toda la libertad.

Multa de trafico por no identificar al conductor

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×