Los límites con la velocidad de los coches oficiales

Conducir un coche oficial no quiere decir que se tenga carta libre para sobrepasar los límites impuestos. No se trata de vehículos de emergencias por lo que tienen que circular según marca la ley, auque ésta sea una realidad que no siempre se cumple y que cuenta con importantes consecuencias.

En vista de que los coches oficiales cometen abusos en diferentes temas relacionados con tráfico, como los aparcamientos y ahora también la velocidad, se les está poniendo barreras y una mayor vigilancia para que no actúen como si se tratasen de vehículos de emergencias tales como ambulancias o camiones de bomberos. Por ello desde Seguridad Vial se ha planteado una serie de recomendaciones para actuar en caso de que este tipo de vehículos no respeten los límites de velocidad:

1. Investigación exhaustiva

Ante una situación de las descrita en este artículo, de un vehículo oficial que excede lo que tiene marcado de velocidad en la circulación (superior a 60 km/h en vía urbana y 80 km/h en vía interurbana), se tendrá que plantear una investigación completa de los hechos en el seno del atestado policial, si éste se produjese.

2. La responsabilidad

Resulta desde interesante hasta práctico, conocer la responsabilidad en el hecho de exceder los límites cuando hablamos de coches oficiales. En caso de matrículas de cuerpos diplomáticos, debe tenerse en cuenta que la responsabilidad recae, en principio en el conductor, sujeto activo de la infracción, salvo que en la investigación se indique la participación de un tercero por inducción. Lo mismo sucede cuando se habla de matrículas de vehículos adscritos al servicio de autoridades civiles o militares de la Administración Central, donde la responsabilidad en un principio recaerá sobre el conductor.

3. Causas que se pueden archivar

Aunque se tenga presente que no se puede exceder los límites al no contar con autoridad para ello y cumplir un servicio que no requiere una excepción a este punto, se pueden recurrir este tipo de sanciones basándose en el art. 20 del Código Penal, en donde por cumplimiento de un deber, cargo u oficio puede terminar archivándose este tipo de denuncias.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×