¿Es peligroso fumar al volante?

Los peligros de fumar conduciendo

No hay ninguna ley que prohíba expresamente fumar al volante. No obstante, está demostrado que es peligroso, puesto que aparta nuestra atención de la carretera.

Según ha publicado la DGT, encender un cigarrillo lleva 4,1 segundos. Esto implica que, circulando a 100 km/h, se recorren 113 metros sin la atención plena en la carretera.

Pero es que además de los segundos de distracción que supone encender el cigarro, mientras nos lo fumamos dedicamos entre 3 y 4 minutos. Esto supone que durante seis kilómetros, sólo conduciremos con una mano en el volante. Así lo ha asegurado en la publicación de Tráfico el doctor José Luis Díaz Maroto, coordinador del grupo de trabajo de tabaquismo de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Las distracciones al volante

El 60% de los accidentes y el 30% de las víctimas mortales se producen por distracciones. Dentro de ese grupo se engloban las distracciones de fumar. Además, el tabaco genera algunas condiciones que afectan directamente a la capacidad motora y cognitiva.

Semergen, la Sociedad Española de Medicina de Tráfico y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica se han unido en una iniciativa para concienciar sobre el peligro de fumar en el coche. Así, ponen el foco no sólo en las distracciones originadas por fumar, sino también en los riesgos para la salud del conductor y otros ocupantes.

Disminución de oxígeno, irritabilidad…

El humo del tabaco contiene más de 7.000 sustancias (al menos 250 nocivas y 70 cancerígenas). Independientemente de que se abran las ventanillas, éstas quedan retenidas en el vehículo y sus ocupantes seguirán respirándolas durante semanas.

Oxígeno. Al fumar, se crea monóxido de carbono, lo que lleva a una mala oxigenación. Al recibir menos oxígeno, aumenta la irritabilidad, cansancio, somnolencia, dolor de cabeza, confusiones, la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Disminuyen los reflejos y la capacidad de reacción.

Asma. Las sustancias depositadas en asientos, tapicería y alfombrillas pueden ser cancerígenas y son especialmente peligrosas para los más propensos a sufrir ataques de asma.

Riesgo. A largo plazo, la exposición al humo del tabaco en espacios cerrados como el vehículo aumenta el riesgo de sufrir un ictus, enfermedades cardiovasculares, tumorales y bronquitis crónicas.

Las multas asociadas al tabaco

En España no está prohibido fumar en el coche. No obstante, sí hay algunas multas asociadas. Así, arrojar una colilla por las ventanilla supondría una multa de 200 euros y la pérdida de 4 puntos del carnet.

Además, por el hecho de fumar podrían multarnos siempre que se den una serie de circunstancias. Y es que el Código indica expresamente que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción para garantizar su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por todos los enlaces:

Cómo conducir en una tormenta

¿Puedo acelerar para adelantar a otro vehículo?

Los accidentes con consumo de alcohol y drogas

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×