Una de las técnicas más utilizadas por los conductores para evitar tener que pagar multas de tráfico, se basa en no notificar a la Dirección General de Tráfico (DGT), el cambio de domicilio con la esperanza de que la sanción se pierda por el camino. Sin embargo para acabar con esta práctica, en Lugo y más concretamente en Burela y Viveiro se han puesto las pilas.

En total se buscan a 112 conductores que han quedado exentos de pagar multas de tráfico por no haber podido notificar en sus domicilios las pertinentes sanciones. Para ello, el Concello de Burela ha difundido una lista al más puro estilo de Schindler en la que aparecen los nombres de los dueños y matrículas de los vehículos, aunque no se especifica la cuantía económica de cada multa de tráfico.

En el caso de Viveiro para dar más detalle y lograr cobrar todas las multas de tráfico, han decidido ir un poco más lejos y además de integrar en su lista los nombres y matrículas de los vehículos, también han optado por poner la cuantía económica. De esta forma pocas dudas quedarán y esas multas no se quedarán sin cobrar.
 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×